Anuncio
Share

Apple tendrá que pagar 13.000 millones euros en impuestos

La UE dice que Irlanda ha otorgado exenciones impositivas ilegales a Apple, la cual debe pagar esos impuestos atrasados con intereses por un total de 14.500 millones de dólares.

La UE dice que Irlanda ha otorgado exenciones impositivas ilegales a Apple, la cual debe pagar esos impuestos atrasados con intereses por un total de 14.500 millones de dólares.

(Virginia Mayo / AP)

La Unión Europea ordenó el martes a Apple que pague a Irlanda casi 15.000 millones de dólares en impuestos atrasados, además de miles de millones adicionales en intereses, en una medida que incrementa dramáticamente la disputa sobre si los gigantes corporativos de Estados Unidos pagan su justa parte en el mundo.

Aunque Apple puede pagar fácilmente la cuenta, el gigante tecnológico disputará la decisión de la Unión Europea, que encontró que Irlanda le otorgó un acuerdo favorable que le permitió a Apple pagar impuestos mínimos en el bloque europeo durante 11 años. E Irlanda, que desde hace tiempo ha utilizado impuestos bajos para atraer empresas extranjeras, señaló que respaldará a Apple.

“Ahora nos encontramos en una posición inusual en la que se nos ordena retroactivamente el pago de impuestos adicionales a un gobierno que afirma que no le debemos más de lo que ya hemos pagado”, se quejó el director general de Apple, Tim Cook, por medio de un comunicado.

La Casa Blanca también definió el decreto como injusto y negativo a sus propios esfuerzos de una reforma fiscal. Pero la decisión fue bien vista por grupos que han criticado desde hace tiempo las prácticas de Apple y otras grandes compañías para reducir legalmente sus obligaciones fiscales.

Se trata del fallo más reciente en una serie de agresivos movimientos por parte de autoridades europeas para que las empresas estadounidenses, especialmente a las grandes compañías estadounidenses, se apeguen a los reglamentos de tributación, competencia y privacidad de la Unión Europea.

“Van tras Apple, lo que significa un nombre importante y muchos dólares”, señaló Brad Badertscher, un experto en impuestos corporativos de la Facultad de Negocios Mendoza de la Universidad de Notre Dame. “Es un fuerte golpe para las compañías estadounidenses”.


Anuncio