Anuncio
Share

250 mdd para ayudar a los países pobres ante cambio climático

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (centro), durante la ceremonia inaugural de COP21, La Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, en Le Bourget, en las afueras de París, el 30 de noviembre de 2015.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (centro), durante la ceremonia inaugural de COP21, La Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, en Le Bourget, en las afueras de París, el 30 de noviembre de 2015.

(Thibault Camus / AP)

Estados Unidos, Canadá y otros nueve países europeos prometieron aportar casi 250 millones de dólares para ayudar a los países más vulnerables a adaptarse al aumento del nivel del mar, las sequías y otras consecuencias del cambio climático.

El compromiso se anunció en la sesión inaugural de la COP21, la cumbre sobre cambio climático de Naciones Unidas, que comenzó hoy lunes en las afueras de París. Entre las aportaciones destacan los 53 millones de dólares de Alemania, 51 de Estados Unidos y otros 45 millones de dólares de Gran Bretaña.

El dinero se depositará en un fondo para los países menos desarrollados que estará gestionado por Global Environment Facility, un ente que financia proyectos medioambientales en todo el mundo. Entre los contribuidores están también Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Suecia y Suiza.

El dinero para adaptarse a las consecuencias del calentamiento global es una de las exigencias clave de los países en vías de desarrollo que asisten a las negociaciones.

Durante su intervención en la sesión inaugural de la cumbre, el presidente francés, François Hollande, pidió un acuerdo global sólido y vinculante para la lucha contra el cambio climático.

Un pacto sólido ayudaría a asegurar la paz mundial para generaciones venideras y reduciría el número de refugiados que huyen de los lugares que presentan un clima cada vez más extremo, dijo Hollande, quine vinculó la lucha contra el calentamiento global a la lucha contra el extremismo, semanas después de los ataques islamistas que dejaron 130 muertos en París.

“Lo que está en juego en esta conferencia sobre el clima es la paz”, dijo durante el acto inaugural de la cumbre. “La lucha contra el terrorismo y la lucha contra el cambio climático son dos grandes desafíos globales que debemos enfrentar”.

Los 151 líderes mundiales que participaron en la primera jornada de la cumbre, que terminará el próximo 11 de diciembre, guardaron además un minuto de silencio para recordar a los fallecidos en los últimos ataques en la capital francesa, Beirut, Bagdad, Túnez y Mali. Algunos visitaron antes los puntos de la capital francesa donde el pasado 13 de noviembre se produjeron ataques extremistas. El presidente de Estados Unido, Barack Obama, depositó una flor en la sala de conciertos donde perdieron la vida decenas de personas.


Anuncio