Reporte

Mexicano recibe sentencia por vender medicamentos falsos en EEUU

Mexicano recibe sentencia por vender medicamentos falsos en Estados Unidos

Un hombre de Tijuana fue condenado en un tribunal federal de San Diego a 30 meses de prisión por conspirar para contrabandear y vender productos farmacéuticos falsificados o no aprobados para su uso en los Estados Unidos.

Alejandro Hernández, de 54 años, le dijo a un investigador privado encubierto que solía ser farmacéutico en México y que comenzó a vender drogas ilegalmente en los Estados Unidos como un segundo trabajo hace unos cuatro años, según la denuncia.

La investigación comenzó en 2015 cuando el detective privado que trabajaba para un fabricante estadounidense de medicamentos comenzó a comunicarse con Hernández sobre cómo obtener los medicamentos.

 

El investigador se reunió con Hernández en múltiples ocasiones, a menudo en un estacionamiento de Chula Vista, para comprar varios medicamentos por dinero en efectivo.

Los medicamentos incluyen falsificación de Viagra y Cialis, que se usan para tratar la disfunción eréctil, así como varios medicamentos que se consideran medicamentos recetados en México, pero que no están aprobados como seguros por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Entre ellos se incluye Buscapina, utilizado para tratar los cólicos menstruales; Prodolina, un analgésico antiinflamatorio; y Neo-Melubrina, comercializado como una forma más fuerte de aspirina, de acuerdo con los registros judiciales.

El investigador ordenó miles de dólares en medicamentos durante varios meses. 

Hernández le dijo al investigador que los medicamentos los introducirían de contrabando y que luego se reuniría con clientes en Estados Unidos para la venta, dice la denuncia.

Un agente de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos (HSI) vigiló a Hernández en 2016 y 2017 y descubrió que almacenaba las drogas en tres instalaciones cerca de la frontera, según la denuncia.

En junio de 2017, un agente encubierto de HSI realizó una compra de 1,580 dólares por varios medicamentos a Hernández, incluidos Viagra, Cialis y Terramicina falsos, un antibiótico no disponible en los Estados Unidos.

Los agentes arrestaron a Hernández en noviembre mientras hacía una entrega, dijeron los fiscales. 

Una búsqueda en una de sus unidades de almacenamiento arrojó más de 250 mil dólares en productos farmacéuticos, así como en libros de registro de ventas.

Hernández se declaró culpable en febrero.

Como parte de su sentencia, también se le ordenó pagar 9,750 dólares en restitución al fabricante de Cialis, Eli Lilly and Co.

"Los consumidores estadounidenses confían en la revisión científica de la FDA para garantizar que sus medicamentos sean seguros y efectivos", dijo Lisa Malinowski, agente especial a cargo de la Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA, en un comunicado. 

"La misión que impulsa nuestras investigaciones es proteger a los pacientes de medicamentos inseguros".

Davis escribe para el U-T.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°