Anuncio
Share

Entierran en Luisiana a afroamericano asesinado por la Policía

Sandra Sterling, aunt of Alton Sterling, cries during the funeral of her nephew Friday in Baton Rouge, La. Sterling was shot by a police officer on July 5, leading the Department of Justice to open a civil rights investigation.
(Sean Gardner / Getty Images)

Miles de personas acudieron hoy, 10 días después de su asesinato, al entierro de Alton Sterling, el vendedor de cedés cuya muerte a manos de dos policías blancos en Baton Rouge (Luisiana) desató multitudinarias protestas en el país.

A Sterling, que era afroamericano y tenía 37 años, le dispararon cuando lo tenían inmovilizado en el suelo y su muerte fue registrada en vídeos posteriormente divulgados por las redes sociales y medios de comunicación.

Alton Sterling
(Facebook)

Esa muerte, junto a la del afroamericano Philando Castile en Minesota también a manos de la Policía, revivió las tensiones raciales en el país y provocó una ola de protestas lideradas por el movimiento “black live matters” (las vidas de los negros importan).

En una de ellas, en Dallas (Texas), un francotirador negro asesinó a cinco policías blancos.

Al entierro de hoy acudieron los reverendos Jesse Jackson y Al Sharpton, que se dirigieron a los congregados en la ceremonia.

“No estamos en contra de la Policía, estamos en contra de lo que está mal”, dijo Sharpton, quien afirmó que la muerte de negros “debe terminar”.

El funeral de Sterling se celebró el día después del de Castile, que congregó a 3.000 personas en Minneapolis (Minesota). EFE


Anuncio