Anuncio

Por qué causó polémica esta foto de Donald Trump firmando una orden ejecutiva rodeado de hombres

Con su firma el mandatario emitió una orden ejecutiva que prohíbe destinar recursos federales a grupos internacionales que proporcionan información sobre abortos.

Con su firma el mandatario emitió una orden ejecutiva que prohíbe destinar recursos federales a grupos internacionales que proporcionan información sobre abortos.

(BBC)

Esta imagen parece algo de lo más normal: el presidente de Estados Unidos tomando decisiones de gobierno.

Pero algunos de los que la han observado detenidamente le han encontrado un significado negativo.

La foto fue tomada en la oficina oval de la Casa Blanca el lunes, en el primer día de actividades formales del presidente Donald Trump.

Con su firma el mandatario emitió una orden ejecutiva que prohíbe destinar recursos federales a grupos internacionales que proporcionan información sobre abortos.

“Hombres tomando decisiones sobre los cuerpos de las mujeres”.

Ese fue el comentario de muchos en internet, pues hicieron notar que Trump está rodeado solo de hombres al tomar una decisión que impacta principalmente a la salud de mujeres.

El nuevo presidente de EE.UU. ha conformado un gabinete formado mayoritariamente por hombres blancos, por lo que esta foto no debería sorprender, aunque en sus siguientes firmas de órdenes ejecutivas ya han comenzado a aparecer mujeres.

¿Esta orden prohíbe el aborto?

Entre quienes están en contra de la interrupción del embarazo, la noticia fue bienvenida.

“Una acción inmediata del presidente Trump para promover el respeto a la vida humana, incluyendo a los niños no nacidos en el extranjero”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización Susan Anthony List.

Otros, en cambio, expresaron su preocupación sobre cómo la nueva administración de EE.UU. puede impactar en las opciones reproductivas de las mujeres.

Sin embargo, esta orden ejecutiva es relevante fuera de las fronteras de Estados Unidos.

Sirve para que las organizaciones no gubernamentales que reciben fondos del gobierno de EE.UU. “no realicen ni promuevan activamente el aborto como método de planificación familiar en otras naciones”.

Esto preocupa particularmente a defensores de derechos de las mujeres en los países en desarrollo, ya que sus fondos y medios para funcionar son limitados.

Aunque esta política no afecta directamente a los servicios de interrupción del embarazo en EE.UU., Trump se ha declarado como un opositor de la interrupción del embarazo.

Republicanos y demócratas han debatido y aprobado políticas, a favor y en contra del aborto, durante décadas.

Desde Reagan

El presidente republicano Ronald Reagan fue el primero en crear la llamada “Política de la Ciudad de México” en 1984, la cual detuvo el financiamiento de organizaciones extranjeras que realizan o proporcionan información sobre abortos.

Pero los demócratas eliminaron la medida cuando llegó a la presidencia Bill Clinton.

Nuevamente se restableció con el presidente George W. Bush en 2001 y volvió a eliminarse por el presidente Barack Obama en 2009.

Recibe el nombre de “Política Ciudad de México” porque el presidente Reagan implementó la medida por primera vez en una conferencia de Naciones Unidas celebrada en la capital mexicana.

Los críticos dicen que las organizaciones que trabajan en todo el mundo se sienten censuradas porque no pueden ofrecer a las mujeres asesoramiento completo sobre planificación familiar.

Si se incumplen las normas, pierden el financiamiento, lo que puede hacer que peligren sus actividades.


Anuncio