Anuncio

Declaran ecologistas la guerra a Trump

Organizaciones en defensa del medio ambiente advirtieron que harán todo lo posible para impedir la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access, aprobada este martes por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Organizaciones en defensa del medio ambiente advirtieron que harán todo lo posible para impedir la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access, aprobada este martes por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

(Evan Vucci / AP)

Organizaciones en defensa del medio ambiente advirtieron que harán todo lo posible para impedir la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access, aprobada este martes por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Si Trump no retrocede en la implementación de estas Órdenes, sólo resultará en una movilización masiva y una desobediencia civil a una escala nunca vista por el recién asentado Presidente de Estados Unidos”, declaró Tom BK Goldtooth, director ejecutivo de la Red Ambiental Indígena (IEN, por sus siglas en inglés).

“Estos ataques no serán ignorados. Nuestra resistencia es más fuerte que nunca y estamos preparados para rechazar cualquier decisión imprudente tomada por esta Administración”.

Annie Leonard, directora ejecutiva del grupo ecologista Greenpeace en Estados Unidos, adelantó que preparan la alianza que detuvo los oleoductos la primera vez, integrada por comunidades indígenas, ganaderos, agricultores y activistas climáticos.

“Estaremos de pie con ellos de nuevo si Trump trata de traer el Dakota Access Pipeline, o cualquier otro proyecto de infraestructura de combustibles fósiles, de vuelta a la vida”, apuntó.

Otros ecologistas, como David Turnbull, director de campañas de Oil Change International, se mostraron confiados en que las movilizaciones lograr·n frenar los proyectos.

“Tanto el Keystone XL como el Dakota Access Pipelines nunca se completarán, sin importar lo que el Presidente Trump y su gabinete empapado de petróleo intenten hacer. Los primeros días de Gobierno de Trump tuvieron una masiva oposición, que marcaron el comienzo de cuatro años de resistencia a sus peligrosas políticas”, dijo Turnbull.

El oleoducto Keystone XL, de la canadiense TransCanada, fue vetado por el ex Presidente estadounidense Barack Obama en 2015 y tenía como objetivo transportar unos 830 mil barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido desde la provincia canadiense de Alberta a distintos lugares de Estados Unidos, incluidas refinerías de Texas en el Golfo de México.

Jane Kleeb, presidenta de la organización activista contra la construcción de oleoductos Bold Alliance de Nebraska, lugar donde se construiría el Keystone, señaló que los ciudadanos de ese estado necesitan un Mandatario que defienda sus territorios y la calidad del agua.


Anuncio