Anuncio

Condenan veto a refugiados y migrantes en 15 entidades

Los fiscales generales de 15 entidades y del Distrito de Columbia criticaron el veto a refugiados y migrantes impuesto el viernes por el Presidente estadounidense, Donald Trump.

Una petición firmada por los funcionarios de las entidades, todas bajo Gobierno demócrata, exigieron al Presidente respetar la Constitución, que prohíbe la discriminación religiosa.

El Gobernador de Washington, Jay Inslee, criticó la medida durante un discurso.

"…ésta es, probablemente, la medida de gobierno más incompetente, inefectiva, conscientemente provocadora y peligrosa que he visto”, destacó.

"¿Qué clase de actitud cruel, basada en la demagogia y el miedo le hace esto a la gente?”, añadió.

La condena de los funcionarios se sumó a las protestas, caos e incertidumbre en aeropuertos, que fue el saldo del primer fin de semana tras el veto a migrantes de siete países de mayoría musulmana. Miles de personas se reunieron afuera de aeropuertos internacionales para exigir el fin al veto.

Por su parte, Trump defendió la orden ejecutiva -que hasta ayer había afectado a 109 personas, según la Casa Blanca- como una medida de seguridad.

“Para clarificar, no es un veto a musulmanes, como los medios reportan falsamente. No es sobre religión, es sobre el terror”, señaló en un escrito.

Sin embargo, en Twitter comentó que estaba preocupado por la situación de los refugiados cristianos en Siria, los cuáles tienen prioridad en la orden firmada el viernes.

Aseguró que los países con el veto de 90 días (Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudan y Yemen) fueron identificados como fuentes de terrorismo por la Administración de Barack Obama. Además, la orden prohíbe la entrada de refugiados durante 120 días y por tiempo indeterminado en el caso de Siria.


Anuncio