Anuncio
Share

Sanders luchará por una educación universitaria gratuita, Clinton indica que el plan no es realista

La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton habla mientras la observa su adversario Bernie Sanders durante su debate en la Universidad de Wisconsin campus Milwaukee, el jueves 11 de febrero de 2016, en Milwaukee. (Foto AP/Morry Gash)
(Morry Gash / AP)

Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrentan sobre un voto que emitieron en 2007 en relación a una iniciativa de ley sobre la reforma integral al sistema que regula la inmigración en el país.

La disputa en el debate del jueves entre los aspirantes a la nominación presidencial del Partido Demócrata surgió después de que tanto Clinton como Sanders estallaron contra los republicanos por oponerse a la liberalización de las leyes de inmigración y a un camino hacia la ciudadanía para aproximadamente 11 millones de personas que residen en el país sin permiso.

En 2007, tanto Sanders como Clinton eran senadores federales. Sanders votó contra el proyecto de ley de inmigración, y dijo en el debate que lo hizo por preocupaciones humanitarias relacionadas con las cláusulas de trabajadores invitados que dice eran semejantes a la esclavitud; además no fue el único demócrata que se opuso a la medida que parecía ayudar, pero la realidad es que afectaba a millones de trabajadores en Estados Unidos, principalmente inmigrantes.

Clinton votó a favor de la iniciativa.

Aunque se enfrentaron por ese voto, ambos estuvieron de acuerdo en que es necesaria una reforma integral de inmigración. Sanders dijo: “Tenemos que hacer frente a los Trumps del mundo que están tratando de dividirnos”.

Y Clinton dijo que espera que “algunos de los republicanos entrarán en razón y se darán cuenta que no vamos a deportar a entre 11 y 12 millones de personas que están en este país”.

Sin embargo, mientras Clinton sigue aplaudiendo al presidente Obama, líder en deportaciones de latinos en los últimos siete años, Sanders condena esas medidas, particularmente con la deportación de mujeres y niños que están llegando de Centro América.

Clinton indicó que se estaba mandando un mensaje a los países de donde vienen los inmigrantes, pero Sanders reviró inmediatamente diciendo “a quién se está mandando el mensaje si son niños que están escapando de la guerra”.

Bernie Sanders dice que el acceso a educación gratuita en las universidades públicas debería ser un “derecho de todos los estadounidenses”.

Sanders discrepó con Hillary Clinton en torno a las facilidades de acceso a las universidades durante el debate presidencial en Milwaukee el jueves por la noche. El senador de Vermont argumenta que ahora las universidades deberían formar parte de la educación pública, como ya lo es la educación primaria y secundaria. La exsecretaria de Estado dice que quiere hacer que el ingreso a las universidades sea accesible y libre de deudas, pero cuestiona la viabilidad del plan de Sanders.

El plan del senador “realmente se basa en asegurarse que gobernadores como Scott Walker contribuyan con 23.000 millones de dólares en el primer día para hacer que las universidades sean gratuitas”, dijo Clinton. “Soy un poco escéptica de que a su gobernador realmente le importe lo suficiente la educación superior como para hacer cualquier compromiso como ese”.

Walker, gobernador de Wisconsin, es un excandidato presidencial republicano en esta contienda de 2016.

Hillary Clinton dijo que su adversario Bernie Sanders debería “hablar con franqueza al pueblo” respecto a los costos y beneficios de su plan de atención médica.

Los dos adversarios demócratas tienen posiciones opuestas sobre el tema de salud. Sanders quiere crear un sistema en el cual sólo el gobierno pague el costo, pero no habla de eliminar lo actual, sino de mejorarlo; Clinton dice que eso echaría por los suelos la ley de salud impulsada por el presidente Barack Obama y pondría en riesgo la cobertura de millones de personas; no obstante la candidata sabe que el mismo Sanders contribuyó con sus ideas a la ley. Sanders enfatiza que en ningún momento él ha dicho que la quiere desmantelar el programa de salud existente.

Clinton dijo que “las cifras no cuadran y mucha gente realmente estaría peor”.

Sanders respondió que su crítica era “completamente inexacta” y que su propuesta ahorraría dinero a familias de ingresos medios y bajos.


Anuncio