Anuncio
Share

Clinton promete ser la presidenta de “todos” los estadounidenses

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, prometió hoy que, si gana las elecciones de noviembre, será la presidenta de “todos” los estadounidenses, tanto de los que voten por ella como de los que no lo hagan.

“Llevaré todas sus historias y voces conmigo a la Casa Blanca”, dijo Clinton durante su discurso de aceptación de la candidatura presidencial ante la Convención Demócrata.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton aceptó el jueves ser la nominada demócrata para convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos como colofón de la convención que se celebra estos días en Filadelfia.

Clinton, comenzó su discurso dirigiéndose a los seguidores de su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders, a quienes aseguró: “Tu causa, es nuestra causa”.

“Quiero que lo sepas. Te escucho. Tu causa es nuestra causa”, aseguró la candidata presidencial, quien agregó que EEUU necesita las “energías” y la “pasión” que han volcado los seguidores del senador en su campaña.

Democratic presidential candidate Hillary Clinton delivers remarks during the fourth day of the Democratic National Convention.

Democratic presidential candidate Hillary Clinton delivers remarks during the fourth day of the Democratic National Convention.

(Jessica Kourkounis / Getty Images)

La aspirante demócrata aseguró que su rival republicano, Donald Trump, quiere separar EEUU del mundo, y dividir a los propios estadounidenses.

“Trump quiere dividirnos del resto del mundo, y entre nosotros”, dijo la candidata y afirmó que “cuando una barrera se tumba en EEUU, allana el camino para todos los estadounidenses”, esti en referencia al hecho histórico que supone su nominación como primera mujer aspirante a la Presidencia del país.

“Cuando no hay techos, el cielo es el límite”, insistió en su discurso de aceptación en la Convención Demócrata.

Confrontando un “momento de ajuste de cuentas”, Hillary Clinton se describió como una unificadora en tiempos de división, con mano firme para dirigir en un mundo volátil.

“Tenemos claro a lo que se enfrenta nuestro país”, dice en extractos publicados antes de su discurso de aceptación de la nominación presidencial del Partido Demócrata. “Pero no tenemos miedo. Afrontaremos el reto, como lo hemos hecho siempre”.

El discurso de Clinton ocurre después de tres noches de presencia de luminarias del partido, incluido un ex presidente y un presidente de la nación, que sostuvieron que ella está preparada para la Casa Blanca.

Reconociendo las ansiedades de los estadounidenses, Clinton prometió crear oportunidades económicas en barrios pobres y poblados pequeños con problemas. Dice además en su discurso que los ataques terroristas en el mundo requieren “liderazgo firme” para derrotar a un enemigo decidido.

Clinton, la primera mujer que encabeza hacia la Casa Blanca a uno de los principales partidos de Estados Unidos, fue recibida por una multitud de alborozados delegados deseosos de ver que se haga historia en la elección de noviembre. Pero su audiencia real serán millones de votantes que quizá ven con agrado su experiencia pero cuestionan su carácter.

La candidata disputará una apretada elección general contra el republicano Donald Trump, un candidato poco convencional y político novato. Aun cuando Clinton y sus validadores argumentan que Trump no está calificado para la Casa Blanca, reconocen que el magnate inmobiliario tiene una conexión visceral con algunos votantes en una manera que la candidata demócrata no tiene.


Anuncio