Anuncio
Share

Baja del crudo pudiera elevar gastos del consumidor

ARCHIVO - En esta foto de archivo Cornelio Bonilla compra gasolina en la gasolinera del Best Food Mart en Gainesville, Georgia, Estados Unidos. El desplome de los precios del petróleo ha estado vapuleando el mercado. Pero los precios más bajos de la gasolina y el aceite de calefacción han dado a los consumidores en todo el mundo más dinero que pueden usar para aumentar sus gastos más adelante, y quizás impulsar las economías en Estados Unidos, Europa y gran parte de Asia.

ARCHIVO - En esta foto de archivo Cornelio Bonilla compra gasolina en la gasolinera del Best Food Mart en Gainesville, Georgia, Estados Unidos. El desplome de los precios del petróleo ha estado vapuleando el mercado. Pero los precios más bajos de la gasolina y el aceite de calefacción han dado a los consumidores en todo el mundo más dinero que pueden usar para aumentar sus gastos más adelante, y quizás impulsar las economías en Estados Unidos, Europa y gran parte de Asia.

El desplome de los precios del petróleo ha estado vapuleando al mercado, pero a la larga ello pudiera darle un rayo de esperanza.

Los precios más bajos de la gasolina y el aceite de calefacción han dado a los consumidores en todo el mundo más dinero que pueden usar para aumentar sus gastos más adelante, y quizás con ello darle un impulso a las economías en Estados Unidos, Europa y gran parte de Asia.

El interrogante es si así será, y cuándo.

“Es definitivamente un beneficio para los consumidores”, dijo Sara Johnson, economista en la firma de pronósticos IHS Global Insight, sobre los ahorros que se están acumulando gracias a la caída de los precios de los combustibles. “Deberá verse un aumento de gastos en el primer trimestre”.

El precio del crudo cayó a su nivel más bajo en 12 años — 28,15 dólares por barril — para el final de las transacciones en los mercados el miércoles, antes de que el jueves superara los 29 dólares. Apenas en junio pasado el petróleo se vendía a 60 dólares por barril.

En Estados Unidos, el precio minorista de la gasolina ha bajado a un promedio nacional de 1,86 dólares por galón, el más bajo desde el 2009, de acuerdo con la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA, por sus siglas en inglés).

El momento y la magnitud del beneficio económico que muchos analistas esperan como resultado de esos precios no están claros. Los precios del crudo comenzaron a caer a mediados de 2014, pero hasta ahora no han generado el tipo de estímulo al crecimiento estadounidense que los economistas esperaban. Un factor es que los despidos generalizados y recortes de gastos por parte de las compañías petroleras han contrarrestado parte del impulso obtenido gracias a un constante gasto del consumidor.

Y muchos estadounidenses han decidido ahorrar, en lugar de gastar, el dinero que les queda tras llenar sus tanques. Eso ha deprimido el crecimiento, porque el gasto del consumidor representa 70% de la actividad económica estadounidense. En algún momento, no obstante, el continuo ahorro generado por el combustible barato pudiera alentar inversiones y gastos más robustos.

“Es cuestión de si se lo gastan ahora o más tarde”, dijo Scott Hoyt, director de economía del consumidor para Moody’s Analytics.

Desde el principio del año, los precios de las acciones se han desplomado en el mundo. Muchos inversionistas temen que la caída del crudo sea un reflejo de una debilidad económica global que ha frenado la demanda, especialmente en mercados emergentes como China y Brasil.

Pero muchos economistas dicen que un enorme aumento del suministro de crudo, no un descenso de la demanda, es la causa real del desplome de los precios. Eso hace más probable, dicen, que las economías desarrolladas se beneficien de lo ahorrado en energía y sigan saludables.

Otro factor es la naturaleza a largo plazo de la declinación. Los precios del crudo y el gas han caído desde hace aproximadamente 18 meses. A la larga, dice Johnson, la persistencia en el descenso de los precios probablemente convencerá a los consumidores de que la gasolina seguirá barata y ello los estimulará a que gasten.


Anuncio