Anuncio

Arranca la conferencia anual del AIPAC, el grupo de presión judío en EE.UU.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, participa en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el viernes 1 de marzo de 2019 en Maryland (Estados Unidos), donde prometió que acabarán de construir el muro en la frontera con México antes de que termine el mandato del presidente Donald Trump. EFE/Archivo

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, participa en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el viernes 1 de marzo de 2019 en Maryland (Estados Unidos), donde prometió que acabarán de construir el muro en la frontera con México antes de que termine el mandato del presidente Donald Trump. EFE/Archivo

EFE

La conferencia anual del Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí (AIPAC) arrancó este domingo en Washington con la primera de sus tres jornadas, en las que participarán figuras como el vicepresidente, Mike Pence, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El evento empezó con un discurso del director ejecutivo de AIPAC, Howard Kohr, en el que remarcó la importancia de la buena relación entre Estados Unidos e Israel.

“Lo que une a nuestro movimiento pro-Israel es la pasión por acercar a Estados Unidos e Israel en beneficio de ambos y en beneficio de todos. Mira el movimiento pro-israelí: nos parecemos a Estados Unidos”, señaló Kohr en la apertura de la conferencia AIPAC 2019.

Las palabras de Kohr precedieron las intervenciones del embajador de Israel en EE.UU., Ron Dermer, el “número dos” de los demócratas en la Cámara Baja, Steny Hoyer, y los presidentes de Cabo Verde, Rumania y Honduras.

También participarán el exsenador Joe Lieberman y Meghan McCain, hija del fallecido senador John McCain.

El lunes contará con la participación de Pence, el líder de la oposición en Israel, Benny Gantz, que se enfrentará a Netanyahu en las elecciones presidenciales el próximo 9 de abril, la exembajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikky Haley, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Pompeo insinuó esta semana que el presidente, Donald Trump, podría ser un enviado de “Dios” para salvar a los judíos, después de que el mandatario anunciara que “es hora” de que su Gobierno reconozca la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán.

Esta afirmación, bien recibida en Israel, dio un giro drástico a la política de Estados Unidos poco antes de que la Casa Blanca presente su plan de paz para Oriente Medio.

En el último día, martes, Netanyahu se dirigirá a los asistentes de AIPAC en lo que se ha considerado desde Jerusalén como un acto de campaña electoral de cara a los comicios presidenciales.

Netanyahu, que llegará hoy a Washington, también se reunirá en Capitol Hill con el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnel; el líder de la minoría, Chuck Schumer; la presidenta de la Casa de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría en esa Cámara, Kevin McCarthy.


Anuncio