Candidatas "insurgentes" latinas ante la última gran prueba en las legislativas de EEUU

EFE

El grupo de candidatas latinas, conocidas como las "insurgentes" porque retaron con éxito al "establishment" del Partido Demócrata en Nueva York -lideradas por Alexandria Ocasio-Cortez-, acude el martes a las legislativas de EE.UU. sabedoras de que juegan en campo propio y dominarán el estado.

Son un grupo de "millenials" del ala izquierda de su partido, nacidas en EE.UU. -como Ocasio-Cortez, segunda generación de puertorriqueños que trabajó como camarera para mantener a su familia-, o inmigrantes -como la colombiana Catalina Cruz, que llegó como indocumentada en 1992 y hoy es un abogada laboralista defensora de los derechos civiles-.

Este poder femenino y latino hace campaña puerta a puerta y ha logrado que los votantes, que se vieron reflejados en sus historias de superación, abrazaran sus propuestas y les dieran la victoria en las pasadas primarias del Partido Demócrata de junio.

El grupo de las "insurgentes" latinas lo completan las abogadas y activistas Jessica Ramos y Julia Salazar, ambas de padres colombianos, novatas en la política que se presentan a senadoras estatales -Cruz a la Asamblea- en un año en el que un gran número de mujeres demócratas ha dado un paso al frente para aspirar a diversos cargos.

Estas mujeres comparten además su triunfo con Alexandria Biaggi y Karines Reyes, de El Bronx, en lo que se prevé aumentará la presencia femenina y latina en la legislatura estatal de Nueva York.

Son mujeres que se han postulado bajo un Gobierno que en dos años de administración del presidente Donald Trump ha sido criticado por atentar contra sus derechos reproductivos, de racismo, de separar familias, de estar en contra de la inclusión y de la igualdad, un mandatario al que acusan incluso de misógino por sus expresiones soeces respecto a las mujeres.

Ocasio-Cortez, educadora comunitaria nacida en El Bronx, que pasó de desconocida activista a ocupar titulares a nivel nacional desde la revista "Vogue" al "The New York Times", protagonizó la victoria más contundente y sorprendente, incluso para ella, al derrotar al poderoso y veterano congresista Joe Crowley en las primarias demócratas.

A Crowley se le consideraba el próximo presidente de la Cámara de Representantes en el caso de un triunfo de los demócratas en los comicios del 6 de noviembre.

"La comunidad está lista para un movimiento de justicia social y económica", afirma la ahora candidata al Congreso, de tan solo 28 años.

Ocasio-Cortez, que trabajó para la campaña del senador Bernie Sanders, entonces aspirante a la candidatura presidencial, es parte de la organización nacional "Democratic Socialists of America (DSA)", que se ha convertido en una fuerza significativa en el Partido Demócrata y ha impulsado con fuerza a candidatos progresistas en el país.

Este grupo de mujeres progresistas incluye también a la concejal afroamericana de Massachussetts Ayanna Pressley, de 44 años, que derrotó en las primarias de forma inesperada al veterano congresista Michael Capuano.

Pressley defendió durante su candidatura la urgente necesidad de que en la época del presidente Trump "el cambio no puede esperar".

Para Ocasio-Cortez, el socialismo es garantizar una vida digna, que todos los niños tengan una buena educación, que la pobreza no impida tener los servicios de salud que se necesitan o que los derechos civiles no sean violados.

La elección en su distrito se da por segura puesto que su confrontación con el republicano Anthony Pappas se celebra en un distrito de 1,5 millones de personas que es de mayoría latina en el que los demócratas siempre superan a los republicanos por 6-1.

Además, aunque su nombre continúa en la papeleta electoral, Pappas no cuenta ni con el apoyo de su partido por una denuncia de violencia doméstica hacia su esposa.

El poder femenino y latino de Nueva York se dirige así el martes a las urnas en unos comicios en los que se espera logre su objetivo sin problemas y pueda asumir sus responsabilidades, ya que tradicionalmente en este estado quien gana las primarias demócratas gana la elección.

En este sentido, todos los pronósticos dan por seguro ganador como gobernador del estado de Nueva York al consolidado Andrew Cuomo, al que la actriz Cynthia Nixon no pudo frenar en las primarias demócratas, por lo que todo apunta a que revalidará un tercer mandato.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°