GM aumenta un 363 % su beneficio neto hasta septiembre, tras lastre de 2017

EFE

El fabricante de automóviles General Motors (GM) aumentó un 363 % su beneficio neto en los primeros nueve meses de este año, tras superar el lastre que supuso la venta de Opel/Vauxhall en el tercer trimestre de 2017.

De esta manera, GM obtuvo un beneficio neto de 5.970 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2018, frente a los 1.287 que logró en el mismo período del año pasado por los costes de la venta Opel/Vauxhall al grupo francés PSA.

Respecto a los resultados del tercer trimestre de este año, los buenos resultados en el país y China impulsaron los beneficios netos, que llegaron a los 2.534 millones de dólares.

La cifra contrasta con los cerca de 3.000 millones de dólares de pérdidas que GM registró en el mismo tramo de 2017 por los números rojos originados por los costes de la venta de Opel/Vauxhall a PSA.

"Nuestro disciplinado planteamiento en el mercado estadounidense junto con la fortaleza en China y un mayor crecimiento de GM Financial resultaron en un trimestre muy fuerte", dijo la directora financiera de GM, Dhivya Suryadevara, en un comunicado.

"Seguiremos tomando acciones para mitigar los vientos en contra -agregó-, incluida la volatilidad de las divisas y los costes de las materias primas".

Durante una conferencia telefónica con analistas, la presidenta y consejera delegada de GM, Mary Barra , afirmó que la reestructuración de la compañía en Suramérica, una de las regiones donde registra pérdidas, está empezando a dar resultados y se mostró optimista ante el futuro.

La máxima directiva de GM también apuntó que están vigilando de cerca el conflicto comercial con China por los efectos que pueda tener en los resultados de la compañía.

"Estamos vigilando estrechamente y esperamos que ambas partes dialoguen y acudan a la mesa de negociaciones para resolver temas muy importantes que tienen tanto China como Estados Unidos en relación a su comercio", destacó Barra.

Aun así, la directiva se mostró confiada en que, a diferencia de sus competidores que han empezado a notar los efectos del conflicto, GM no se verá afectado negativamente.

"Tenemos muchas palancas que podemos tocar para seguir teniendo fuertes resultados en China", indicó Barra, quien subrayó que su fuerte relación con el fabricante chino SAIC, con quien fabrica al 50 % sus vehículos en el país, ha sido muy positiva para la empresa.

Por otro lado, GM señaló que, en el tercer trimestre, su EBIT ajustado (ganancias antes de intereses e impuestos) fue de 3.153 millones de dólares, un 25 % más que hace un año.

Por regiones, GM Norteamérica tuvo unos ganancias de 2.825 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 35 %.

Durante el tercer trimestre, GM entregó casi 700.000 vehículos en el país y el precio medio de transacción en el país creció hasta la cifra récord de 36.000 dólares, 800 dólares más que en el mismo período de 2017 y 4.000 dólares más que la media del sector.

GM Internacional, que engloba el resto de las operaciones mundiales del fabricante, ganó en el tercer trimestre 139 millones de dólares, una caída del 64 %; pero en China, el resultado fue de 485 millones de dólares de ganancias.

Coincidiendo con la publicación de los resultados hoy se conoció que la empresa está ofreciendo bajas incentivadas a 18.000 de sus trabajadores nacionales y en Canadá, como parte del esfuerzo de la compañía para su plan de reducción de gastos, informó el diario Detroit News.

Fuentes de GM, citadas por la cadena de televisión CBS, precisaron que sus empleados tendrán hasta el 19 de noviembre para aceptar o no las condiciones.

Se trata de un programa de baja voluntaria para los empleados con 12 o más años de experiencia en la compañía, con los que GM espera ahorrar 6.500 millones de dólares. Los términos de las bajas no se han dado a conocer.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°