Anuncio

Jueza se inclina por seguir adelante con el juicio contra la Fundación Trump

Una jueza de Nueva York se mostró hoy favorable a seguir adelante con un juicio contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, y la fundación que lleva su nombre, a menos que otro tribunal superior decida que el jefe de Estado no puede ser juzgado en una corte estatal. EFE/ARCHIVO

Una jueza de Nueva York se mostró hoy favorable a seguir adelante con un juicio contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, y la fundación que lleva su nombre, a menos que otro tribunal superior decida que el jefe de Estado no puede ser juzgado en una corte estatal. EFE/ARCHIVO

EFE

Una jueza de Nueva York se mostró hoy favorable a seguir adelante con un juicio contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, y la fundación que lleva su nombre, a menos que otro tribunal superior decida que el jefe de Estado no puede ser juzgado en una corte estatal.

Aunque no tomó una decisión definitiva, la magistrada Saliann Scarpulla se mostró este jueves contraria en principio a desestimar el caso, tal y como piden los abogados de Trump, según el diario The Wall Street Journal.

Scarpulla informó a las partes de que va a esperar a la decisión que tome un tribunal de apelaciones que debe pronunciarse próximamente sobre si un presidente puede ser demandando ante una corte estatal mientras está en el cargo.

Ese fallo se espera en respuesta a un recurso de los abogados de Trump para tratar de frenar una demanda por difamación en su contra presentada por Summer Zervos, una exconcursante del programa “The Apprentice” que asegura que Trump la besó y manoseó en 2007 y que quiere compensación después de que este la acusase de mentir.

La jueza adelantó hoy que seguirá la postura de ese tribunal y dijo que si esa corte confirma la jurisprudencia actual, el caso contra la Fundación Trump previsiblemente seguirá adelante, según el Journal.

Si el tribunal de apelaciones dice que Trump no puede ser llevado ante la corte, podría pedir a los fiscales que volviesen a presentar su caso pero únicamente contra la Fundación Trump y los hijos del presidente, que son directivos de la misma.

El caso es resultado de una demanda presentada el pasado junio por la fiscalía del estado de Nueva York, que acusa a Trump de haber utilizado ilegalmente su fundación para apoyar su campaña electoral, pagar gastos personales y promocionar sus negocios.

La demanda presentada busca la disolución de la fundación, la restitución de al menos 2,8 millones de dólares y que se prohíba temporalmente a Trump y tres de sus hijos participar en la dirección de organizaciones sin ánimo de lucro.


Anuncio