Anuncio

Posponen el segundo debate electoral en Texas por la votación de Kavanaugh

El segundo debate en la carrera a senador por Texas entre el republicano Ted Cruz y el demócrata Beto O'Rourke fue cancelado hoy debido a las dificultades que rodean la elección del juez nominado por Trump al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, según informaron los organizadores del evento. EFE/Archivo

El segundo debate en la carrera a senador por Texas entre el republicano Ted Cruz y el demócrata Beto O’Rourke fue cancelado hoy debido a las dificultades que rodean la elección del juez nominado por Trump al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, según informaron los organizadores del evento. EFE/Archivo

EFE

El segundo debate en la carrera a senador por Texas entre el republicano Ted Cruz y el demócrata Beto O’Rourke fue cancelado hoy debido a las dificultades que rodean la elección del juez nominado por Trump al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, según informaron los organizadores del evento.

La oficina de campaña del actual senador texano comunicó a la Universidad de Houston (Texas), lugar donde estaba previsto el debate este domingo, que Cruz “no podrá asistir” porque debe permanecer en Washington D.C. para atender las responsabilidades del partido.

El Comité Judicial del Senado mantuvo hoy una sesión clave, después de que ayer el magistrado y su presunta víctima de abusos comparecieran ante los senadores, en la que confirmó a Kavanaugh haciendo uso de su mayoría republicana.

En esta sesión los 11 legisladores conservadores, de los 21 legisladores que componen el Comité Judicial, votaron a favor de recomendar al pleno del Senado, que tiene la última decisión sobre el nominado al Supremo, aunque no se ha definido la fecha.

Así pues, tanto la Universidad de Houston como Univision y ABC, los medios de comunicación encargados del debate, aseguraron en un comunicado que están trabajando con los diferentes equipos de los candidatos para reprogramar el evento.

Cruz y O’Rourke mantuvieron el pasado viernes en Dallas el primero de los concursos dialécticos y tienen fijado el último, de una serie de tres, en San Antonio el próximo 16 de octubre.

En Dallas, la violencia en las calles y el control de las armas fue el único tema que destapó la tensión entre ambos contendientes, que si bien mantienen discursos opuestos, transmiten una actitud tibia en los enfrentamientos.

La batalla por el asiento del Senado por Texas es una de las que más expectación mediática está suscitando de cara a las elecciones legislativas de noviembre después de que las encuestas arrojen un pelea apretada entre ambos tras casi cuarto de siglo de hegemonía republicana.


Anuncio