Anuncio
Share

Polémica por la instalación de la primera estatua de Cesar Chávez en Tucson

Detalle de una fotografía que muestra un modelo de la estatua de 6 pies de Cesar Chávez que se proyecta sea instalada en una calle de Tucson, Arizona. Lo que inició como un gran proyecto artístico para erigir la primera estatua de Cesar Chávez en Tucson (Arizona), la iniciativa se ha visto envuelta en una agria polémica con denuncia de "racismo" por parte de los creadores de la escultura. EFE

Detalle de una fotografía que muestra un modelo de la estatua de 6 pies de Cesar Chávez que se proyecta sea instalada en una calle de Tucson, Arizona. Lo que inició como un gran proyecto artístico para erigir la primera estatua de Cesar Chávez en Tucson (Arizona), la iniciativa se ha visto envuelta en una agria polémica con denuncia de “racismo” por parte de los creadores de la escultura. EFE

EFE

Lo que inició como un gran proyecto artístico para erigir la primera estatua de Cesar Chávez en Tucson (Arizona), la iniciativa se ha visto envuelta en una agria polémica con denuncia de “racismo” por parte de los creadores de la escultura.

El artista Luis Mena, seleccionado por en la convocatoria del Consejo de Arte de Tucson Pima (TPAC por sus siglas en inglés) para liderar la creación de una estatua de seis pies de altura en bronce del fallecido líder campesino, asegura a Efe que el Concejo le está dando “largas”.

Del proyecto de casi medio millón de dólares, señala, solo ha recibido 40.000 dólares y eso que han pasado tres años desde que se aprobase la propuesta y el financiamiento para levantar la estatua en la intersección conocida como “Five Points”, ubicada en el cruce de las avenidas 6 y Stone, y la calle 18.

“Queremos que la ciudad acelere el proceso, no puede seguir engañándonos con los ‘delays’ (retrasos). No hay transparencia, ni respeto con el artista. Aquí se ve un trasfondo racista, quieren que no tengamos el dinero para conquistarnos y decir que no podemos”, indica Mena.

Sin embargo, la versión de las autoridades difiere notablemente y Jesse Soto, una de las personas encargadas del proyecto por parte de la Ciudad de Tucson, dice a Efe que no se ha otorgado el presupuesto al artista debido a que no se ha cumplido con las entregas de la obra.

“La parte más importante, que son el arquitecto y el ingeniero, que fueron contratados por Mena, no han cumplido su trabajo. La culpa no es de nosotros, no le estamos deteniendo el dinero por ser latino, pero hasta que entregue su trabajo no le pagaremos”, comentó el también gerente de Transporte de Tucson.

Pero Mena, uno de los muralistas y escultores más reconocidos en Tucson, culpa de la demora al comité encargado, al que acusa de no poder manejar un proyecto de gran escala.

“Siempre he cumplido, la ciudad es la que ha fallado muchas veces, se van de vacaciones, no cumplen con las reuniones, hacen cosas sin sentido, tengo seis pulgadas de papelería que documenta todos los errores de la ciudad, esto está atorado por incompetencia”, dice.

El objetivo del proyecto era expresar la originalidad del Barrio Viejo, Barrio Santa Rosa, Barrio Santa Rita y el vecindario de Armory Park y celebrar su unión como una comunidad.

Pedro Gonzales, líder popular de Barrio Viejo, coincidió con Mena en que el proceso se ha “politizado” y considera que se trata de un caso más de “discriminación para los artistas latinos”.

Gonzales exhibió documentación donde, señala, se muestra que el proyecto arquitectónico y artístico tenía que estar concluido en diciembre de 2017. “La ciudad nos ha engañado por medio de su burocracia”.


Anuncio