Anuncio

La costa oeste se mantiene bajo alerta por incendios forestales

Un avión L911 lanza líquido retardante sobre un incendio en un área de Black Forest, Colorado (EE.UU.). EFE/Archivo

Un avión L911 lanza líquido retardante sobre un incendio en un área de Black Forest, Colorado (EE.UU.). EFE/Archivo

EFE

Bomberos desde Colorado a California redoblan hoy sus esfuerzos para enfrentar varios incendios que en los últimos días se han extendido rápidamente por zonas de la costa oeste del país.

En California, al menos seis incendios activos mantienen a las autoridades estatales en alerta, en especial en el área del Condado de Mariposa, al sureste del Parque Nacional Yosemite, donde dos fuegos amenazan este enclave protegido.

El mayor de los incendios, que se desató el pasado 13 de julio ya consumió 9.264 hectáreas (22,892 acres) y tan solo está contenido en un 7%, lo que tiene a casi 3.000 bomberos trabajando a marchas forzadas para impedir que las llamas se extiendan.

Las llamas se han cobrado la vida de un operador de maquinaria pesada utilizada y además han dejado heridos a dos bomberos, mientras que centenares de residentes de casa móviles han recibido hoy órdenes de evacuar.

California se enfrenta al que podría ser su peor temporada de incendios. Hasta el pasado 15 de julio se han registrado 3.213 incendios, los cuales ya superan los 100.000 acres quemados.

Scott McLean, vocero del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (CAL FIRE) dijo a Efe que este es hasta ahora el comienzo de la temporada y que para octubre las cosas podrían empeorar.

La situación es similar en estados vecinos como Oregón, cuya gobernadora, Kate Brown, ha declarado el estado de emergencia al mismo tiempo que los fuegos en el sur de no ceden.

Las pronósticos del clima no ayudan a amainar los estragos de la naturaleza. En las montañas de San Juan, en el suroeste de Colorado, donde un incendio ya ha arrasado mas de 7.000 acres se espera que la humedad del monzón traiga lluvias y tormentas eléctricas, lo que podría generar inundaciones repentinas en las áreas quemadas advirtió el Servicio Meteorológico Nacional.

Los pronósticos para California tampoco son alentadores, debido a las previstas tormentas eléctricas que podrían generar más incendios. En el sur de este estado, se anticipa otra ola de calor con temperaturas hasta 15 grados Fahrenheit por encima de lo normal para esta época de verano.


Anuncio