Anuncio
Share

La portavoz de la Casa Blanca recibirá protección del Servicio Secreto

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, habla a los medios desde la Sala de Prensa de la Casa Blanca. EFE/Archivo

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, habla a los medios desde la Sala de Prensa de la Casa Blanca. EFE/Archivo

EFE

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, involucrada en un incidente en un restaurante la semana pasada, recibirá protección del Servicio Secreto a partir de hoy, informaron medios locales.

La cadena NBC indicó que la protección será temporal y centrada en la vivienda de Sanders.

La portavoz fue expulsada el pasado viernes de un restaurante de Lexington (Virginia), al que había ido a cenar con su familia, en un episodio relatado por la propia Sanders en su cuenta de Twitter.

El incidente con Sanders sucedió a otro sufrido unos días antes por la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien fue increpada la semana pasada con gritos de "¡qué vergüenza!” y "¡acaba con la separación familiar!” en un restaurante mexicano ubicado a dos manzanas de la Casa Blanca.

Ambos incidentes coincidieron con un momento de gran crispación en Estados Unidos por la estrategia impulsada por el Gobierno de Donald Trump de separar a menores de edad de sus padres tras cruzar sin papeles la frontera con México.

La congresista demócrata Maxine Waters reaccionó a ambos episodios animando este fin de semana a sus bases a expresar en voz alta su descontento si se encontraban en la calle con miembros de la actual Administración.

“Si ven a alguien del Gabinete en un restaurante, en una tienda, en una gasolinera, tienen que crear su propia muchedumbre y echarlos”, arengó la legisladora.

Trump sugirió después a Waters que “tenga cuidado con lo que desea” y dijo que el restaurante de Lexington que expulsó a Sanders más bien debería ocuparse de “la limpieza de sus toldos sucios, puertas y ventanas”.

Sanders, por su parte, dijo en una rueda de prensa que cualquier “incitación” al acoso o a que los seguidores de Trump no puedan acudir a lugares públicos es “inaceptable”.


Anuncio