Advertisement
Share

Trump confía en jefe de la agencia medioambiental pese a ser investigado

El director de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt. EFE/Archivo

El director de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt. EFE/Archivo

EFE

El presidente, Donald Trump, dijo hoy tener confianza en su jefe de Medioambiente, Scott Pruitt, pese a que la Casa Blanca ha abierto una investigación sobre su alquiler de un apartamento en Washington vinculado a un grupo de presión de la industria de combustibles fósiles.

“Confío”, respondió escuetamente el mandatario al ser preguntado por los periodistas sobre si mantiene su confianza en el jefe de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) antes de subir a su avión rumbo a Virginia Occidental.

“Tengo que echarles un ojo (a las informaciones)... Tomaré la decisión. Pero es un buen hombre, ha hecho un trabajo tremendo. Pero las miraré", aseguró ante los periodistas posteriormente.

En este sentido, Hogan Gidley, un portavoz de la Presidencia explicó ya durante el vuelo que las informaciones publicadas en los medios durante la última semana “generan preguntas” y que esperan “que el administrador Pruitt responda a esas preguntas”.

“El presidente requiere los más altos estándares éticos para todo su equipo, lo que incluye su gabinete”, dijo Gidley.

Sobre el futuro de Pruitt al frente de la agencia, Gidley incidió en que “no puedes saber de cara a muchos meses o muchas semanas, pero si el presidente confían en alguien, este permanece”.

Las declaraciones de Trump llegaron un día después de que la portavoz presidencial, Sarah Sanders, confirmara en rueda de prensa que la Casa Blanca está investigando el caso, por el que Pruitt habría gozado de la vivienda con un coste por debajo del precio de mercado y con condiciones muy ventajosas.

Esta investigación se suma al procedimiento de revisión abierto ahora por el inspector general de la EPA, un cargo independiente que busca garantizar la ética de los cargos de la agencia, sobre el mismo arrendamiento, según informó hoy Politico.

Las pesquisas sobre la propiedad, cuya dueña es la mujer del presidente de un grupo de presión de la industria de combustibles fósiles, abren la puerta a la que sería la cuarta investigación en la agencia sobre las conductas del exfiscal general de Oklahoma, estado en el que ha desarrollado su vida política.

Según informó la CNN, el propio presidente había pensado en Pruitt esta semana -a pesar de las informaciones en torno a su persona- como candidato a suceder al fiscal general, Jeff Sessions, a quien ha criticado en múltiples ocasiones por su actuación en relación a la trama rusa.

“Todavía (Trump) seguía intentando al cien por cien proteger a Pruitt porque Pruitt es su sustituto para Sessions”, señaló una fuente cercana al mandatario a la cadena.

Pruitt ya se había visto involucrado en otras prácticas polémicas, entre las que se incluyen viajes en primera clase y en naves militares, frecuentes desplazamientos a su estado de residencia y controvertidas obras en su oficina.

En los últimos días, algunos medios locales también informaron de que el jefe de Medioambiente de Trump había tratado de subir el salario de dos altos cargos de la agencia, pero ante la negativa de la Casa Blanca este había utilizado los resquicios de una ley sobre agua potable para acometer los aumentos, de un 52 y un 33 %, algo que el funcionario dijo desconocer.

Pruitt no solo ha centrado el foco mediático por sus conflictos éticos y sus prácticas extravagantes, ya que su afán por desmantelar las regulaciones existentes en materia medioambiental ha conllevado el rechazo de la oposición y asociaciones ecologistas.


Advertisement