Anuncio

Citi anuncia a sus clientes y socios nuevas políticas sobre venta de armas

Fotografía de archivo que muestra una vista general del logo de Citigroup, en las oficinas en Nueva York, Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

Fotografía de archivo que muestra una vista general del logo de Citigroup, en las oficinas en Nueva York, Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

EFE

El Citigroup anunció hoy a sus clientes y socios comerciales en Estados Unidos nuevas políticas sobre la venta de armas de fuego, en un intento por evitar que “caigan en manos equivocadas” y ocurran nuevos actos de violencia armada.

“Hay millones de estadounidenses que usan armas de fuego con fines recreativos y otros legítimos, y respetamos su derecho constitucional a hacerlo, pero queremos hacer nuestra parte como compañía para evitar que las armas de fuego caigan en manos equivocadas”, señaló el Citi en un comunicado.

La política establece que las empresas con las que Citi mantiene negocios, entre ellas “clientes de pequeñas empresas, comerciales e institucionales”, así como sus socios de tarjeta de crédito, no podrán vender armas de fuego a personas que no hayan aprobado la verificación de sus antecedentes.

También restringe la venta de armas de fuego a menores de 21 años y que no se comercialicen unos dispositivos conocidos como “Bum stock”, que permiten convertir armas semiautomáticas en automáticas, así como cargadores de gran capacidad.

Citi indicó que estas directrices guiarán en adelante la relación con sus clientes y que para ello ha empezado a colaborar con ellos a fin de que adopten estas prácticas en los próximos meses.

También señaló que respetará la decisión de quienes se inclinen por lo contrario y que trabajarán junto a ellos en la transición para que su negocio se aleje de Citi.

Para el caso de las “pocas relaciones” que mantienen con empresas fabricantes de armas, Citi señaló que iniciarán las diligencias para contactarlos y conocer los productos que fabrican, los mercados y minoristas a los que les distribuyen y las prácticas que estos siguen para que se cumplan las nuevas directrices.

En el documento, difundido en su blog corporativo, Citi argumentó que después de demasiados años de haber visto actos de violencia armada en Estados Unidos se ha esperado una acción que “nunca ha llegado”.

“Como sociedad, todos sabemos que algo debe cambiar. Y como compañía, sentimos que debemos hacer nuestra parte”, agregó el grupo, que, pese a admitir que no tiene la “solución perfecta”, considera que debe hacer su parte para “mantener las armas fuera de las manos de aquellos que desean hacer daño”.


Anuncio