Anuncio
Share

Presidente de LULAC descarta dimitir tras polémica por carta enviada a Trump

El presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Roger Rocha (c), descartó hoy dimitir tras la polémica generada por una carta que envió al presidente, Donald Trump, en la que mostró su apoyo a la última propuesta migratoria del mandatario. EFE/Archivo

El presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Roger Rocha (c), descartó hoy dimitir tras la polémica generada por una carta que envió al presidente, Donald Trump, en la que mostró su apoyo a la última propuesta migratoria del mandatario. EFE/Archivo

EFE

El presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Roger Rocha, descartó hoy dimitir tras la polémica generada por una carta que envió al presidente, Donald Trump, en la que mostró su apoyo a la última propuesta migratoria del mandatario.

“Todavía hay muchas cosas sobre la mesa que tenemos que abordar (...). Y si perdemos al presidente Rocha en la mesa, entonces adivina qué, nuestra comunidad pierde”, apuntó Rocha en una entrevista publicada en la revista Latino Usa.

El presidente dijo entender “completamente” que la comunidad latina se haya enfadado con él por la carta que envió a Trump, fechada el 28 de enero, pero achacó a la “mala suerte” que se hiciera pública después del discurso del Estado de la Unión.

Además, el líder latino aseguró que no hubiera escrito esa misiva después de escuchar el discurso del presidente, en el que Trump reinterpretó el término “soñadores” asegurando que los estadounidenses también lo eran, más allá de los jóvenes indocumentados.

“Ni siquiera yo sé cómo se hizo pública mi carta personal al presidente”, señaló Rocha, que dijo que su intención no era herir a la comunidad inmigrante.

“Simplemente estaba haciendo lo que nuestra constitución de LULAC nos ordena que hagamos, y eso es ser no partidista”, añadió.

El último plan migratorio de Trump permitiría acceder a la ciudadanía a 1,8 millones de indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, entre otras cuestiones.

En su misiva, Rocha le dijo a Trump que la organización que dirige estaría a favor de esta propuesta y le felicitó por haber creado “un marco razonable” en el que se resuelven varios problemas a la vez.

La carta se hizo pública días más tarde y creó malestar dentro de la comunidad hispana y de la propia institución centenaria, cuya junta directiva se desmarcó del posicionamiento de Rocha y aseguró que la solución para los “soñadores” no debe combinarse con ninguna medida adicional de seguridad fronteriza o de cambios en las categorías de los visados.


Anuncio