Anuncio
Share

Veteranos militares consumen más tabaco que el resto de los estadounidenses

Los veteranos, tanto hombres como mujeres y de todos los grupos de edad salvo uno, consumen más tabaco que el resto de estadounidenses, según un informe publicado hoy por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). EFE/EPA/Archivo

Los veteranos, tanto hombres como mujeres y de todos los grupos de edad salvo uno, consumen más tabaco que el resto de estadounidenses, según un informe publicado hoy por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). EFE/EPA/Archivo

Los veteranos, tanto hombres como mujeres y de todos los grupos de edad salvo uno, consumen más tabaco que el resto de estadounidenses, según un informe publicado hoy por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Durante el periodo 2010-2015, aproximadamente tres de cada diez veteranos usaron algún tipo de producto tabacalero, señala este estudio basado en el Informe Nacional sobre Consumo de Drogas y Salud (NSDUH, en inglés).

Al indagar sobre el consumo de tabaco, el informe muestra la cruda realidad de muchos de los que han servido a las Fuerzas Armadas.

Un 60,1 % de los veteranos que consumen tabaco no tienen seguro medico, un 53,7 % vive en la pobreza, un 56,8 % tiene entre 18 y 25 años de edad, un 37,9 % padece graves problemas psicológicos y un 44,3 % tiene un ingreso familiar del orden de 20.000 dólares.

La formación de un 37,9 % de ellos es menor a la que acredita un diploma de enseñanza secundaria.

El producto que más veteranos consumen son los cigarrillos (21,6 %), seguido de cigarros (6,2 %), tabaco sin humo (5,2 %), tabaco de liar (3 %) y tabaco de pipa (1,5 %).

Solo en el grupo de los veteranos varones y de 50 años en adelante se da un consumo menor al del resto de estadounidenses en esa categoría.

De acuerdo a los autores del estudio, la alta prevalencia del uso del tabaco entre militares activos y no activos tiene un alto coste económico.

Durante 2010, la Administración de Salud de los Veteranos (VHA) gastó unos 2.700 millones en cuidados ambulatorios relacionados con el consumo de tabaco, medicamentos con receta, hospitalizaciones y cuidados en casa.


Anuncio