Anuncio
Share
Últimas Noticias

Trump dona el tercer trimestre de su sueldo a combatir la crisis de opiáceos

El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, habla durante un evento. EFE/Archivo

El presidente, Donald Trump, ha donado el tercer trimestre de su sueldo de este año al Departamento de Salud con el objetivo de combatir la crisis de adicción a los opiáceos, que causa 175 muertes al día en el país, anunció hoy la Casa Blanca.

El secretario interino del Departamento de Salud, Eric Hargan, anunció durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca que Trump le ha entregado un cheque con el sueldo que debía recibir durante su tercer trimestre en el poder para que lo invierta en la respuesta federal a esa crisis de salud pública.

Trump, que es multimillonario, prometió durante la campaña que, si ganaba las elecciones, donaría su sueldo como presidente, que asciende a 400.000 dólares brutos anuales.

El mandatario ya donó su sueldo del primer trimestre -78.333 dólares- al Servicio Nacional de Parques y el del segundo -100.000 dólares- al Departamento de Educación.

La Casa Blanca no especificó a cuánto asciende la donación de Trump este trimestre, pero Hargan aseguró que irá dirigida a apoyar la estrategia federal contra la crisis, que consiste en mejorar los datos y la investigación sobre la epidemia, y la mejora de la prevención, el tratamiento y la recuperación de los adictos.

“La decisión (de Trump) de donar su salario es un tributo a su compasión, su patriotismo y un sentido de deber para con el pueblo estadounidense”, sostuvo Hargan.

Según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 64.000 personas murieron el año pasado por sobredosis de opiáceos (incluida la heroína) en Estados Unidos, lo que supone el fallecimiento de 175 estadounidenses al día y siete víctimas mortales cada hora.

En los últimos seis años, las muertes por sobredosis se han convertido en la causa más común de muerte violenta en EEUU, por encima de los accidentes de tráfico o las armas, y la venta de analgésicos con receta se ha casi cuadruplicado desde 1999.

En octubre, Trump declaró “emergencia de salud pública” el abuso de analgésicos opiáceos, lo que permite destinar fondos ya existentes a nivel estatal y federal a la lucha contra la adicción.

Sin embargo, el presidente no destinó nuevos fondos a este problema, como había prometido anteriormente, lo que provocó críticas de la oposición demócrata, que consideró su acción como un “gesto vacío”.

Durante la campaña electoral, Trump prometió que, de ganar los comicios del pasado noviembre, o donaría su sueldo o se lo devolvería al Departamento del Tesoro.

“Si salgo elegido presidente, no aceptaré el sueldo, ¿de acuerdo? Eso no es un problema para mí", dijo durante un mitin de campaña el magnate inmobiliario y entonces candidato republicano, cuya fortuna asciende a 3.700 millones de dólares, según la revista Forbes.

Posteriormente, durante una entrevista con el programa de la cadena CBS “60 Minutos”, Trump matizó que aceptaría recibir 1 dólar al año, porque la ley le obliga a percibir un salario como presidente.


Anuncio