Anuncio
Share
Últimas Noticias

Tillerson niega que esté “vaciando” de diplomáticos el Departamento de Estado

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, ofrece una rueda de prensa. EFE/ARCHIVO

El secretario de Estado, Rex Tillerson, se declaró hoy “ofendido” por los constantes informes de prensa de que se está “desmantelando” o “vaciando” el Departamento de Estado y, en particular, el servicio exterior de EEUU, y aseguró que sus dominios funcionan “muy bien”.

Tillerson reaccionó a las múltiples críticas que le han dirigido exdiplomáticos, legisladores y analistas, por la expulsión de funcionarios de carrera, los recortes de personal y presupuesto y la decreciente moral en el Departamento de Estado desde que el presidente Donald Trump llegó al poder en enero pasado.

“La organización mantiene a su personal íntegro. No estamos vaciando (el Departamento de Estado), las cifras que está dando la gente son falsas, son incorrectas”, aseguró Tillerson en respuesta a una pregunta después de dar un discurso sobre la relación entre Estados Unidos y Europa en el centro de estudios Wilson Center.

“Desde mi perspectiva, (el Departamento de Estado) está funcionando muy bien”, añadió.

El titular de Exteriores agregó que, cuando lee artículos que aseguran que se está desmantelando su agencia, se siente “ofendido en nombre” de los diplomáticos de carrera que trabajan allí.

Defendió que lo que está haciendo es “rediseñar” la estructura y funciones del Departamento de Estado, porque bajo el presidente Barack Obama había demasiados enviados especiales y embajadores, y el presupuesto (de unos 55.000 millones de dólares) era demasiado elevado para que la agencia funcionara de forma “razonable”.

Los planes de Tillerson de eliminar 2.300 puestos de trabajo y recortar el 29 % del presupuesto del Departamento de Estado le han merecido duras críticas en los últimos meses, y la última de ellas llegó hoy en un artículo publicado en el diario The New York Times por los destacados exdiplomáticos Nicholas Burns y Ryan Crocker.

“Esto no es ajustarse el cinturón. Es un intento deliberado de deconstruir el Departamento de Estado y el servicio exterior”, argumentaron los exdiplomáticos, al denunciar que Tillerson planea recortar en un 8 % el personal del servicio exterior de EEUU, compuesto por unos 8.000 diplomáticos.

Burns y Crocker también aseguraron que se está produciendo “el éxodo más significativo de talento diplomático en generaciones”, entre los diplomáticos de carrera que se retiraron o fueron despedidos con la llegada de Trump y la falta de interés de los jóvenes en sumarse al servicio exterior.


Anuncio