Anuncio
Share
Últimas Noticias

Alguacil de Maricopa cambia uniformes carcelarios y borra huellas de Arpaio

Alguacil de Maricopa cambia uniformes carcelarios y borra huellas de Arpaio

El alguacil del condado Maricopa, Paul Penzone, dio hoy la orden de cambiar todos los uniforme rayados de los reclusos a otros naranja, argumentando un “ahorro considerable” con el cambio de color. EFE/ARCHIVO

El alguacil del condado Maricopa, Paul Penzone, dio hoy la orden de cambiar todos los uniforme rayados de los reclusos a otros naranja, argumentando un “ahorro considerable” con el cambio de color.

Con la implementación de las nuevas prendas reglamentarias, se sustituyen los uniformes de franjas blancas y negras impuestos por el exalguacil Joe Arpaio y se desvanece así uno de los últimos legados del exsheriff más “temido” del país.

Según se informó en un comunicado oficial emitido hoy, esta semana algunas cárceles comenzaron a usar el color naranja.

Con esto se pretende unificar los uniformes en las prisiones de Maricopa antes del día 24.

“Ahorraremos casi el 12 % por año; eso significa al menos 22.000 dólares”, prometió Penzone, y dijo además que el cambio “no compromete la seguridad”.

Arpaio, que por su parte se destacó en imponer medidas extremas durante su mandato, fundó la cárcel llamada Tent City en agosto de 1993, a base de carpas en las que los presos eran incapaces de soportar el clima extremo de Arizona.

Además, restableció el uso del viejo uniforme a rayas y obligó a los detenidos a llevar ropa interior rosa, calzoncillos, medias y camisetas, justificando que los presos se robaban la ropa entre ellos y eso causaba grandes problemas.

La Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa (MCSO), liderada en aquel entonces por Arpaio, impuso los uniformes a rayas en abril de 1997, después de décadas de utilizar un código de color uniforme basado en la clasificación o estado de un interno.

Antes de las rayas, los reclusos no sentenciados vestían de azul, los sentenciados de verde y los reclusos con tareas en la cocina llevaban uniforme blanco.

Los menores de edad usaban un reglamentario amarillo.

El sistema multicolor complicó los procesos de compra y lavado. Por tal motivo se cambió al clásico de franjas blancas y negras.

“Las rayas eran caras y le pedí a nuestro líder de custodia que buscara una forma de reducir costos. Los uniformes naranja son mucho más rentables, especialmente en la variedad de tamaños que necesitamos”, indicó Penzone.

Los uniformes para adultos detenidos en prisión preventiva tendrán la leyenda “MCSO sin sentencia”, en la parte frontal y posterior de la camisa del uniforme.

Los uniformes para los reclusos sentenciados tendrán “MCSO” en la parte posterior de la camisa del uniforme.

Las camisetas para los reclusos menores tendrán mangas amarillas con la misma inscripción.


Anuncio