Anuncio
Share
Últimas Noticias

Reporte: Quemaduras químicas, la secuela de trabajar entre aguas negras en la frontera

borderp

Un gran número de agentes de Patrulla Fronteriza han reportado estar afectados por trabajar rodeados de aguas negras y descargas industriales...

Quemaduras, reacciones alérgicas, dermatitis e incluso unas botas inservibles son la prueba que agentes de la Patrulla Fronteriza en la estación de Imperial Beach, en California, muestran en su denuncia de que están expuestos a sustancias químicas en su trabajo diario en la barda fronteriza.

En el casillero de uno de los más de 300 agentes se encuentran unas botas cuya suela quedó destruida.

En lugar de desecharlas como dictaría el protocolo, el dueño decidió conservarlas ya que sabía que evidenciaban un problema más grande, las consecuencias de trabajar rodeados de aguas negras y descargas industriales.

Este agente fronterizo entró en un estancamiento de agua a unos pasos de la barda primaria entre Tijuana (México) y San Diego (California) para detener a dos personas que intentaban cortar una reja sobre un canal inundado. Poco después, con el contacto con el agua, dicho calzado quedó inservible.

Si bien aún no hay resultados de análisis del agua que lo certifique, el sindicato de Patrulla Fronteriza denuncia que se trata de sustancias químicas que llegan con el flujo de aguas residuales que cruza la frontera por el río Tijuana, que activistas denuncian que lleva aguas residuales y contaminantes químicos y metales pesados.

La proliferación de derrames de aguas negras es un problema que viene de antaño y quedó en evidencia en febrero pasado cuando se reportó que al menos 28 millones de galones (106 millones de litros) contaminadas llegaron desde Tijuana a la costa del sur de San Diego, según una estimación de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (IBWC).

La denuncia por parte del sindicato se hace más fuerte luego de que en los últimos cinco meses, casi un tercio de los 300 agentes de la estación que resguarda el extremo suroeste del país reportaran enfermedades que atribuyen al contacto con las sustancias químicas.

Los malos olores, aseguran, son cosa de todos los días y poco se puede hacer, ya que aguas negras rodean uno de los puntos de mayor actividad de cruce de indocumentados.

Tres de los agentes que vigilan dicha zona, y que pidieron no ser identificados, dijeron sentir molestias por estar expuestos a dicha contaminación nueve horas diarias.

Incluso, y sin importar las altas temperaturas, optan por utilizar manga larga, guantes y si es posible lentes de protección todo el tiempo.

Hasta hace poco, la rutina era aguantarse, sacudirse y malacostumbrarse al entorno, ya que a fin de cuentas “es parte del trabajo”. “Pero todo tiene un límite”, subraya uno de los líderes sindicales.

"(Los agentes) aceptan los riesgos que implica resguardar la ley”, declaró Christopher Harris, director de asuntos políticos y legislativos para el sindicato de Patrulla Fronteriza en San Diego, California.

“Lo que no vamos a seguir tolerando y encontramos inaceptable, es trabajar en una alcantarilla o en un vertedero de desechos tóxicos, eso no es parte de nuestro trabajo”, apuntó.

Autoridades de los gobiernos de México y Estados Unidos aseguran tener voluntad para atender la contingencia, pero la paciencia parece agotarse para quienes tienen que trabajar y a veces hasta comer en medio del problema.

“El oficial tiene que estar aquí, de lo contrario (personas) pueden hacer hoyos en la barda, así que necesitamos que un oficial esté físicamente aquí las 24 horas del día”, añadió Harris.

El sindicato ya contempla acciones legales y no sería la primera, ya que en la década de 1990 se interpuso una demanda que obligó al Gobierno a equipar a los agentes con artículos de protección básicos como guantes, máscaras y desinfectante de manos.

Además, el acuerdo estipuló que no se les puede obligar a entrar al agua si hay presencia de contaminantes, aunque Harris señala que si el trabajo lo requiere, los agentes lo hacen por su cuenta.

Esta demanda se sumaría a la de las ciudades de Imperial Beach, Chula Vista y el puerto de San Diego, quienes han avisado la intención de ir contra la IBWC al considerar que ha fallado en atender la que consideran una emergencia de salud.

Videos de Hoy
×
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar Ahora
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar
Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU. Ahora
Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU.
Clonación de tarjetas en ATMs Ahora
Clonación de tarjetas en ATMs
Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad Ahora
Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad
1:24
Madres solteras en EE.UU Ahora
Madres solteras en EE.UU
0:28
A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés Ahora
A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés
Rastreadores de fitness son inexactos Ahora
Rastreadores de fitness son inexactos
Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones Ahora
Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones
Una vistazo al traje espacial SpaceX Ahora
Una vistazo al traje espacial SpaceX
El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos Ahora
El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos


Anuncio