Anuncio
Share

Alcaldes de Texas critican burocracia para acceder a fondos FEMA tras Harvey

Varios alcaldes del sureste de Texas criticaron hoy la "dificultosa burocracia" que existe para acceder a los fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), tras la devastación que provocó el huracán Harvey en esa zona a finales de agosto. EFE/ARCHIVO

Varios alcaldes del sureste de Texas criticaron hoy la “dificultosa burocracia” que existe para acceder a los fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), tras la devastación que provocó el huracán Harvey en esa zona a finales de agosto. EFE/ARCHIVO

Varios alcaldes del sureste de Texas criticaron hoy la “dificultosa burocracia” que existe para acceder a los fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), tras la devastación que provocó el huracán Harvey en esa zona a finales de agosto.

“El problema que vemos es que nadie entiende realmente cómo funciona FEMA y no sabemos quién recibirá ayudas federales: es un proceso muy complicado”, señaló en una conferencia organizada por el Texas Tribune Charles Bujan, alcalde de Port Aransas, una localidad de 4.000 habitantes destruida al 75 % tras el paso de Harvey.

Con él coincidieron los alcaldes de Rockport, localidad que recibió el huracán de categoría 4 con vientos de 215 kilómetros por hora, de Port Lavaca y de Victoria, otras ciudades situadas en la costa del golfo de Texas.

De hecho, el alcalde de Victoria, Paul Polasek, advirtió de que “nadie debería confiar en FEMA” para reparar sus hogares o negocios y recomendó buscar otras soluciones “por si acaso”.

“La burocracia de FEMA es tremenda, las fechas tope son demasiado estrictas y hasta tenemos que contratar ingenieros que suponen costes extra para detallar el daño”, reprochó el alcalde de Port Lavaca, Jack Whitlow, también participante de la conferencia.

Por su parte, el alcalde de Rockport, CJ Wax, señaló que este proceso federal es “demasiado amplio”, y expresó “mucha preocupación” por la recuperación de su ciudad, lugar donde únicamente 297 de los más de 1.300 negocios existentes han reabierto sus puertas desde el desastre natural.

“Me temo que más de un tercio de nuestra ciudad nunca será reconstruida”, aseguró Wax.

Bujan, líder de Port Aransas, insistió en la idea de buscar “otras maneras” de financiar el proceso de reconstrucción de estas ciudades, como donaciones de corporaciones e individuales, dado que Estados Unidos ha sufrido numerosas catástrofes en los últimos meses (huracanes María e Irma y devastadores fuegos en California).

“No confío mucho en el Gobierno, pero sí en la gente”, concluyó Bujan.

El ciclón Harvey dejó 88 muertos y decenas de miles de desplazados en el sureste de Texas, que recibió el impacto del huracán de categoría 4 (de un máximo de 5) y sufrió “históricas inundaciones” a finales de agosto de este año.


Anuncio