Anuncio
Share

Sindicatos y organizaciones comunitarias se unen ante la “era de Trump”

Organizaciones comunitarias y sindicatos en Nueva York anunciaron hoy una coalición para defender los derechos de los trabajadores que representan, en su mayoría inmigrantes, ante los ataques de lo que llamaron "la era Trump". EFE/Archivo

Organizaciones comunitarias y sindicatos en Nueva York anunciaron hoy una coalición para defender los derechos de los trabajadores que representan, en su mayoría inmigrantes, ante los ataques de lo que llamaron “la era Trump”. EFE/Archivo

Organizaciones comunitarias y sindicatos en Nueva York anunciaron hoy una coalición para defender los derechos de los trabajadores que representan, en su mayoría inmigrantes, ante los ataques de lo que llamaron “la era Trump”.

“Representamos a la gente que esta administración está atacando. Este es un momento de urgencia y no estamos solos”, dijo Bhairani Desai, directora ejecutiva de la New York Taxi Alliance, durante una conferencia de prensa.

Desai aludió a las controvertidas órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump, como la de prohibir la entrada de refugiados y de inmigrantes de siete países y la de construir un muro en la frontera con México para detener la emigración.

De acuerdo con el grupo, los pasos que ha tomado Trump en contra de los inmigrantes “han tenido repercusiones en todo el país”, con empleadores que buscan eliminar derechos de los trabajadores.

“La pregunta es si nuestros legisladores estarán con nosotros. Necesitamos y demandamos que estén con nosotros”, afirmó Desai, quien denunció como parte de esos ataques a trabajadores presuntas prácticas de las compañías de transporte Uber y Handy, de no reconocer a sus chóferes como empleados para evadir protecciones básicas a las que tienen derecho.

Denunciaron que estas empresas cabildean en la legislatura estatal para que el estado apruebe un proyecto de ley que clasificaría a los chóferes como contratistas independientes.

“Los contratistas independientes pagan más por el seguro del coche mientras las empresas no aportan dinero, pierden derecho a un salario mínimo y al pago por tiempo extra y al pago por desempleo”, mientras las empresas se hacen más ricas, señalaron.

El grupo hizo un llamado al gobernador Andrew Cuomo y legisladores estatales para que den un paso al frente y se les unan en esa lucha, rechazando proyectos que eliminarían derechos conquistados y apoyando otros, como el de “salario justo”, que extendería el pago de 15 dólares la hora para los trabajadores de todos los sectores en Nueva York.

Igualmente denunciaron que hay corporaciones obligando a las personas a firmar un documento en que renuncian a su derecho a ir a un tribunal si son abusados, hostigados o explotados, a cambio de obtener un empleo.

“Están negociando directamente con cada persona” esa cláusula en que renuncian a su derecho al arbitraje, dijo a Efe Héctor Figueroa, presidente del sindicato 32BJ, el más grande en el área de servicios en el país, que representa a trabajadores de limpieza, de seguridad, porteros, y encargados de edificios, entre otros, en su mayoría latinos.

Como parte de la agenda conjunta pidieron que se endurezcan las leyes para que se detenga y castigue el robo de salarios, para garantizar el derecho al arbitraje y a pertenecer a una unión y para proteger la vida y salud de los trabajadores.

La coalición expresó su preocupación por los trabajadores de la construcción que cada año se cobra la vida de obreros, un gran número de ellos latinos, y en específico mencionaron al ecuatoriano Carlos Moncayo, que perdió la vida hace dos años por negligencia de la compañía para la que trabajaba.

La fiscalía de Manhattan presentó acusaciones de homicidio involuntario contra dos supervisores de obra y dos empresas por la muerte del inmigrante de 22 años.


Anuncio