Anuncio

Demócratas de Florida abandonan sesión al tildar de racista a orador

Congresistas demócratas de la Legislatura de Florida abandonaron hoy una sesión en la que se disponía a hablar en contra de su voluntad Mark Krikorian, director del Centro de Estudios de Inmigración (CIS en inglés), al considerar que tanto él como su organización promueven "propaganda xenófoba". EFE/ARCHIVO

Congresistas demócratas de la Legislatura de Florida abandonaron hoy una sesión en la que se disponía a hablar en contra de su voluntad Mark Krikorian, director del Centro de Estudios de Inmigración (CIS en inglés), al considerar que tanto él como su organización promueven “propaganda xenófoba”. EFE/ARCHIVO

Congresistas demócratas de la Legislatura de Florida abandonaron hoy una sesión en la que se disponía a hablar en contra de su voluntad Mark Krikorian, director del Centro de Estudios de Inmigración (CIS en inglés), al considerar que tanto él como su organización promueven “propaganda xenófoba”.

En una rueda de prensa realizada hoy, los congresistas denunciaron que no iban a tolerar la retórica de “odio e intolerancia racial” que históricamente promueve Krikorian y CIS.

Denunciaron además que fue ignorada su solicitud de desistir de la presencia de Krikorian en una reunión de un subcomité, en la que habló a través de internet durante una sesión sobre refugiados.

“Para ser contundente, (Krikorian) es un racista, y la organización que está representando es un grupo de odio”, expresó el representante estatal Bobby DuBose.

Los congresistas recordaron que CIS es fundado por John Tanton, lo mismo que FAIR, el cual es considerado un grupo de odio por el Southern Poverty Law Center (SPLC) por las conexiones con los negadores del Holocausto y los supremacistas blancos.

Sin embargo, CIS se define así mismo como un grupo que promueve una baja inmigración y las políticas “pro-inmigrantes”.

Los congresistas, no obstante, dijeron que Krikorian tienen un largo historial de referirse a los inmigrantes como “narcotraficantes y violadores”.

La líder demócrata de la cámara baja, Janet Cruz, señaló que los miembros del partido minoritario no tuvieron más remedio que abandonar momentáneamente la sala después de que el presidente de la cámara baja, el republicano Richard Corcoran, hiciera caso omiso de su petición.

Cruz manifestó que no podían escuchar a alguien que ha hablado con tanto “odio y maldad sobre los inmigrantes o aquellos que no sean blancos”.

Precisó que cree en el derecho de hablar en la Cámara de Representantes de Florida, pero que ello implica “un sentido de legitimidad a las afirmaciones presentadas por él y su organización”.

La invitación a Krikorian “es un insulto para mí y para todos mis colegas y los millones de floridanos a quienes representamos ", expresó DuBose.


Anuncio