Anuncio

Comunidad cubana del sur de Nevada sale en ayuda de compatriotas varados

La comunidad cubana de Las Vegas (Nevada) ha iniciado una campaña de recogida de ayuda para los cubanos afectados por la suspensión de la política "pies secos/pies mojados" que han quedado varados en Panamá, Costa Rica y México. EFE

La comunidad cubana de Las Vegas (Nevada) ha iniciado una campaña de recogida de ayuda para los cubanos afectados por la suspensión de la política “pies secos/pies mojados” que han quedado varados en Panamá, Costa Rica y México. EFE

La comunidad cubana de Las Vegas (Nevada) ha iniciado una campaña de recogida de ayuda para los cubanos afectados por la suspensión de la política “pies secos/pies mojados” que han quedado varados en Panamá, Costa Rica y México.

Florida Cafe, un conocido restaurante cubano de Las Vegas, ha sido establecido como el centro de operaciones de esa comunidad en el sur de Nevada para recibir la ayuda material y monetaria que será llevada a la frontera entre México y Estados Unidos al final de esta semana.

Sergio Pérez, propietario del restaurante y conocido miembro de la comunidad cubana, asegura que es en momentos como éste cuando debe surgir la solidaridad hacia una comunidad que, según dice, ha sido injustamente golpeada por la medida del presidente saliente Barack Obama.

Una de las primeras personas en acudir al llamado de apoyo aseguró que no fue difícil tomar la decisión de ayudar a sus compatriotas quienes, dijo, no tienen ropa, ni comida, ni dinero porque lo han perdido todo para poder llegar a su destino.

Recordó que además de hombres, hay mujeres y niños entre los centenares de cubanos varados en México.

Enlatados, alimentos no perecederos, agua, cobijas, ropa y medicinas básicas hacen parte de los productos que se están recibiendo para ser llevados a Nuevo Laredo.

De hecho, Pérez aseguró a Efe que él viajará personalmente el próximo fin de semana junto con un grupo que ha sido comisionado por la comunidad cubana, para encargarse de que todo lo recaudado durante los próximos días llegue directamente a las manos de sus compatriotas.

“Cualquier cosa que se pueda donar es útil. No podemos desamparar a gente inocente que está huyendo de la dictadura castrista”, dijo Pérez, quien espera que durante lo que resta de la semana la comunidad siga ofreciendo su ayuda y demostrando su solidaridad con donaciones para esta causa.


Anuncio