Anuncio
Share

De Blasio anuncia investigación por muerte de niñas en tragedia “insólita”

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró hoy que la tragedia que costó la vida de dos niñas en El Bronx fue algo "insólito y sin precedentes" y prometió que las agencias están trabajando para saber qué ocurrió. EFE/ARCHIVO

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró hoy que la tragedia que costó la vida de dos niñas en El Bronx fue algo “insólito y sin precedentes” y prometió que las agencias están trabajando para saber qué ocurrió. EFE/ARCHIVO

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró hoy que la tragedia que costó la vida de dos niñas en El Bronx fue algo “insólito y sin precedentes” y prometió que las agencias están trabajando para saber qué ocurrió.

“Ninguna agencia ha visto algo como esto. Algo salió mal con la válvula, algo inusual”, afirmó el alcalde en una conferencia de prensa en la que aseguró que los neoyorquinos no deben temer por su seguridad porque nunca antes había ocurrido un accidente así.

De acuerdo a informes preliminares, una válvula de un radiador que no funcionaba bien estalló en la mañana del miércoles en el apartamento donde vivían las dos niñas en El Bronx, llenando de vapor la habitación donde se encontraban.

Ibanez Ambrose, de dos años, y su hermana Scylee Vayoh Ambrose, de uno, fueron halladas inconscientes y trasladadas por personal de urgencias a un hospital cercano, donde murieron poco después por quemaduras de vapor.

“Estamos tratando de poner todas las piezas juntas, pero hasta ahora no entendemos cómo pudo pasar algo así", aseguró el alcalde De Blasio, quien ya visitó este miércoles a los padres de las niñas, Peter y Danielle Ambrose.

La familia llegó hace un año a la ciudad y gracias a un programa para desamparados del ayuntamiento, se le asignó de forma temporal un apartamento en un edificio del vecindario de Hunts Points, junto a otras familias sin techo, según el diario New York Post.

“Es muy doloroso”, lamentó el alcalde en la misma conferencia de prensa, en la que sostuvo que el edificio había sido inspeccionado y que no se detectaron fallos que representaran un peligro para las familias alojadas.

Después del accidente, el radiador del apartamento de los Ambrose fue retirado como parte de la investigación y todos los apartamentos del edificio fueron inspeccionados, tras lo cual se restableció la calefacción.

Según informes publicados por la prensa local, el edificio pertenece a Moshe Piller, que ha sido incluido en años anteriores por la Oficina del Defensor del Pueblo en su lista de los cien peores dueños de edificios de la ciudad.

El edificio donde ocurrió la tragedia tiene un total de 26 violaciones registradas ante el Departamento de Edificios, pero ninguna relacionada con el apartamento donde vivían las menores, según el periódico The New York Times.

Funcionarios públicos como el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz, la defensor del Pueblo, Letitia James, o el fiscal de cuentas de la ciudad, Scott Stringer, han exigido respuestas a la ciudad por lo ocurrido.

Mientras, los neoyorquinos, impactados por la tragedia, se han acercado hasta la zona para expresar su solidaridad con los padres, colocando flores, peluches y velas frente al edificio, donde hoy se llevará a cabo una vigilia.

La crisis de los desamparados es uno de los graves problemas que enfrenta la ciudad de Nueva York y ponerle fin fue una de las principales promesas que hizo el alcalde De Blasio durante su campaña.


Anuncio