Anuncio
Share

Concilio de Los Ángeles declara semana en honor a Monseñor Romero

Jennifer Sandoval, estudiante de la escuela Mons. Romero, se dirige al Concilio de Los Ángeles en el acto de la proclamación realizada el 24 de marzo de 2015.
(Soudi Jiménez)

LOS ÁNGELES.- En el marco del 35 aniversario del martirio del obispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, el concilio de la ciudad declaró la semana en su honor, ocasión que sirvió para destacar el legado del líder religioso.

La iniciativa fue respaldada por los concejales Gil Cedillo, Curren Price y Mitch O’Farrell, quienes representan distritos donde residen una amplia comunidad de origen cuzcatleco.

“Es una voz de los pobres y de la paz que necesitan todos los pueblos de América Latina”, señaló Cedillo, concejal del Distrito 1, detallando que tuvo la oportunidad de visitar la tumba del obispo en la Catedral de San Salvador.

‘San Romero de América’, como lo denominan sus seguidores, promovió la defensa de los pobres y la justicia social, en medio de una vorágine de violencia y falta de espacios democráticos, donde la denuncia y las protestas se pagaban con la muerte.

“Es una figura de esperanza para todos nuestros hermanos salvadoreños”, agregó el concejal O’Farrell, haciendo notar los valores que la iglesia católica tomó en cuenta para declararlo mártir y que ahora se encuentre a un paso de llegar a los altares.

Carlos Vaquerano, director ejecutivo de Fondo Salvadoreño Americano para el Liderazgo y la Educación, indicó que la proclamación del concilio angelino “es muy importante porque es su 35 aniversario y también celebramos la futura beatificación”.

Romero será beatificado el 23 de mayo próximo, después de un largo proceso iniciado en 1997, el cual fue bloqueado en la época del papa Juan Pablo II, pero con la llegada de Francisco, se reivindicó su legado.

“La voz de Monseñor Romero ha sido el ejemplo para muchas generaciones, por eso hoy debe ser un día de reflexión a nivel mundial, porque la justicia y la desigualdad no es solamente de El Salvador”, manifestó la cónsul María Mercedes López.

Un día antes del asesinato, en la homilía dominical, el arzobispo de San Salvador invitó a los miembros de los cuerpos de seguridad a detener las represiones en contra del pueblo, pidiéndoles que prevaleciera el mandamiento bíblico de ‘no matar’.

“Ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la Ley de Dios. Una ley inmoral, nadie tiene que cumplirla. Ya es tiempo de que recuperen su conciencia, y que obedezcan antes a su conciencia que a la orden del pecado”, exhortó.

En su mensaje, Monseñor Romero agregó: “En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión”.

Esas posturas sirvieron para que, en el 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declarara la fecha de su martirio como el Día Internacional de la Verdad, reconocimiento que también se le brinda en la ciudad de Los Ángeles desde el 2005.

“Él pensaba en otros y le gustaba ayudar”, manifiesta Jennifer Sandoval, de 13 años, estudiante de la escuela Monseñor Romero, en donde utilizan la ocasión para profundizar en el pensamiento e historia que gira alrededor del líder religioso.

Fredy Guzmán, maestro de matemáticas y ciencias, señala que han elaborado una clase especial de 90 minutos que sirve para que los alumnos conozcan mejor la figura del obispo, de modo que puedan entender porqué la escuela lleva ese nombre.

“La clase incluye información sobre Monseñor Romero y también cómo ellos pueden reflejar en sus vidas y a la comunidad lo que él nos ha enseñado, llegando a sacrificar su vida”, agregó.

Durante la jornada, diversas organizaciones estarán realizando actividades alusivas, las que concluirán el sábado con un servicio ecuménico en la Plaza Romero, ubicada en el emblemático parque MacArthur.

El 24 de marzo de 1980, Romero fue asesinado de un disparo certero al corazón, mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital La Divina Providencia, crimen pepetrado por un francotirador. Al momento de su muerte el sacerdote tenía 62 años.

De acuerdo a la Comisión de la Verdad, el autor intelectual del crimen fue el mayor Roberto d’Abuisson, creador de los escuadrones de la muerte y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

ACTIVIDADES ALUSIVAS

PROCESIÓN LOS FAROLITOS

Día: Martes 24 de marzo

Hora: 6:00 p.m.

Lugar: Misión Dolores

171 S. Gless St., Los Ángeles

VIGILIA

Día: Martes 24 de marzo

Hora: 6:30 p.m.

Lugar: Plaza Romero (Parque MacArthur)

SERVICIO ECUMÉNICO

Día: Sábado 28 de marzo

Hora: 11:00 a.m.

Lugar: Plaza Romero (Parque MacArthur)


Anuncio