Anuncio
Share

Cancilleres debaten crisis de migrantes cubanos en El Salvador

Cancilleres de países latinoamericanos se reúnen en El Salvador para discutir el caso de los más de 2.000 migrantes cubanos varados en Costa Rica que buscan llegar a Estados Unidos.

A la reunión convocada por el Sistema de Integración Centroamericana, que se realiza a puertas cerradas en la capital salvadoreña, asisten los cancilleres o representantes de los gobiernos de Centroamérica, Panamá, República Dominicana, México, Colombia, Ecuador y Cuba.

La cancillería salvadoreña informó que al final de la tarde se espera que los cancilleres den una declaración conjunta.

Miles de cubanos salieron legalmente de su país hace varias semanas y llegaron vía aérea a Ecuador, desde donde iniciaron una travesía por tierra que los llevó a cruzar Colombia y Panamá hasta Costa Rica.

Pero la crisis estalló luego de que Nicaragua impidió su ingreso al país, militarizó su frontera y acusó a Costa Rica de crear una “crisis humanitaria”.

Los cubanos han dicho que no se moverán de la frontera, esperando que se les permita transitar libremente por Centroamérica y México hasta tocar suelo estadounidense.

Desde la década de los años 60, luego del triunfo del movimiento guerrillero encabezado por Fidel Castro, se admite a los isleños en Estados Unidos de “forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan” si es que logran llegar a territorio estadounidense. En cambio, si el Servicio de Guardacostas los intercepta en el mar, los obliga a regresarse a la isla.

Costa Rica propondrá en el encuentro la creación de un “corredor humanitario” para facilitar el tránsito por la región de los miles de cubanos que tratan de llegar sin problemas a Estados Unidos temerosos de que la normalización de las relaciones entre ambos países termine con los privilegios migratorios.

Nicaragua emitió el martes en Managua un comunicado para alertar a la comunidad internacional sobre el uso que Costa Rica hace de la crisis “para legitimar la llamada Ley de Ajuste y la política de Pies Secos/Pies Mojados que los Estados Unidos diseñaron y mantienen como parte del bloqueo contra Cuba”.

En el comunicado leído por la vocera del gobierno Rosario Murillo, Nicaragua sostiene que la avalancha de migrantes cubanos es una “nueva amenaza” a la seguridad de Centroamérica debido a que los países de la región “no cuentan con los recursos... sobre todo si tomamos en cuenta que el desorden migratorio incrementa los riesgos de presencia y acciones terroristas en nuestra región, considerando el creciente tránsito de migrantes ilegales de África y otros continentes”.


Anuncio