Anuncio
Share

El LAUSD podría terminar con los eventos de recaudación de fondos que hace con McDonald’s

Un clásico de McDonald’s: hamburguesa de un cuarto de libra, papas grandes y refresco. Es una combinación que los activistas quieren retirar del menú de los eventos de recaudación de fondos de las escuelas.

Un clásico de McDonald’s: hamburguesa de un cuarto de libra, papas grandes y refresco. Es una combinación que los activistas quieren retirar del menú de los eventos de recaudación de fondos de las escuelas.

(Scott Olson)

Dos resoluciones presentadas el pasado martes ante la Junta de Educación de Los Ángeles extenderían el ya amplio activismo relacionado con los alimentos del sistema escolar. La primera prohibiría el evento escolar de recaudación de fondos “Noche de McTeacher’s” (McTeacher’s Night), organizado por los restaurantes McDonald’s. La segunda obligaría a los funcionarios del distrito a desarrollar una opción vegana para cada comida de la cafetería.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) “tiene un fuerte interés y la obligación de promover la salud de los niños, lo cual conduce a una mayor asistencia, un mejor comportamiento, una menor incidencia de enfermedades y más atención, creatividad y logro académico”, señala el preámbulo de las restricciones a las recaudaciones de fondos.

Una “epidemia” de enfermedades relacionadas con la dieta “afecta desproporcionadamente a las comunidades de color”, continúa la resolución. “Los estudios han demostrado que estos niños también son foco desproporcionado del marketing”.

McDonald’s no ofreció una respuesta, pero en un comunicado publicado anteriormente indicó que su participación en los eventos de recaudación de fondos refleja los vínculos genuinos entre los restaurantes locales, sus clientes y las escuelas.

“Las franquicias de McDonald’s y nuestros restaurantes corporativos durante mucho tiempo han apoyado lo que es más importante para ellos”, resaltó la empresa en comentarios al Washington Post. “Las Noches de McTeacher’s son un ejemplo de ello”.

Las directrices del distrito prohíben que las escuelas busquen patrocinio de las corporaciones que comercializan, venden o produzcan productos que podrían ser perjudiciales para los niños, incluyendo el alcohol y las armas de fuego, así como los alimentos y las bebidas con muchas calorías y con gran contenido de grasas. Sin embargo, las promociones de McTeacher se han llevado a cabo en más de 120 ocasiones desde el 2013 hasta el 2016, según un estudio proporcionado por Corporate Accountability International, una organización sin fines de lucro de Boston.

“Esto se trata de asegurarnos que nuestras políticas significan realmente algo, que no estamos participando directamente en la comercialización de alimentos y bebidas con muchas calorías y con gran contenido de grasas”, advirtió el presidente de la Junta Escolar, Steve Zimmer, quien patrocinó la resolución junto con los miembros de la junta George McKenna y Richard Vladovic.

En todo el país, incluso en los distritos que prohíben oficialmente estas recaudaciones de fondos “se permiten eventos que ocurren fuera del horario escolar, a pesar de que los administradores a menudo anuncian este tipo de eventos durante el horario escolar”, afirmó Sriram Madhusoodanan, director de campaña de Corporate Accountability International. “A nuestro conocimiento, el LAUSD es el único distrito escolar que ha tomado esta decisión, concretamente para ponerle fin al patrocinio de la comida chatarra dentro del distrito”.

En los eventos de recaudación de fondos, los profesores se colocan detrás de los mostradores de los restaurantes de comida rápida mientras que los padres y los alumnos se forman en fila para comprar. Una porción de las ventas se destina a la escuela o a una organización relacionada con ésta. El grupo Corporate Accountability expresó que McDonald’s solicita un mínimo de 10 maestros y un director para asistir a los eventos y para promocionarlos, de acuerdo con los registros públicos de los distritos escolares.

McDonald’s recopiló datos para el 10% de los restaurantes de Estados Unidos que la firma posee directamente. De enero de 2013 hasta septiembre de 2015, estos locales recaudaron más de $2.5 millones de dólares en las Noches de McTeacher’s, precisó la corporación.

La resolución del martes deja claro que la política de la Junta aplica para cualquier asociación con comida rápida, dentro y fuera del campus. También insta a la superintendente, Michelle King, a “emitir una carta a la corporación McDonald’s, la Asociación de Operadores de McDonald’s del sur de California y todas las otras empresas y cadenas de comida rápida relevantes”.

Zimmer está en las últimas instancias de una reñida elección final, en mayo próximo, contra su opositor Nick Melvoin, quien dijo que, dadas las precarias finanzas del sistema escolar, la cuestión debería librarse a cada escuela en particular. “No deberíamos interponernos en su capacidad de tomar sus propias decisiones en base a sus circunstancias particulares”, afirmó Melvoin.

El LAUSD fue uno de los primeros sistemas escolares en prohibir la venta de comida chatarra en el campus. El mes pasado, el distrito aprobó contratos con proveedores de pollo que fueron evaluados en función a la forma en que estas empresas tratan a las aves, a sus trabajadores y al medio ambiente.

En cuanto a las comidas veganas alternativas, incluso antes de que surgiera la resolución, el servicio de alimentos del distrito estaba buscando opciones y tenía previsto lanzar un programa piloto el próximo otoño, remarcó su director, Joseph Vaughn.

La resolución patrocinada por Zimmer, que fue presentada el martes y sobre la cual se votará en la próxima reunión, exigiría efectivamente el programa piloto y le da al equipo de King 90 días para preparar un plan de ampliación de opciones veganas, más allá de lo que estará disponible en la prueba de otoño.

El distrito “es hogar de estudiantes con una gran variedad de orígenes, nacionalidades, razas y credos, gran parte de los cuales son vegetarianos, veganos o intolerantes a alimentos de animal por razones fisiológicas”, establece la resolución. “Los alumnos merecen tener acceso a los alimentos que forma hábitos saludables duraderos y que no promueven la enfermedad”.

Como vegetariano desde hace mucho tiempo, Zimmer no come carne. Los veganos evitan cualquier alimento derivado o producido por los animales, incluyendo los huevos, los productos lácteos y la miel.

Melvoin no ofreció una opinión sobre la resolución vegana.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en ingles, haga clic aquí


Anuncio