Anuncio
Share

El Camino Charter tiene un mes para solucionar presuntas deficiencias 

El equipo de El Camino Real Charter High School celebra mientras se dirige a ganar el Decatlón Académico Nacional 2014. La escuela tiene 30 días para solucionar los problemas sobre liderazgo y gastos a los que se enfrenta.

El equipo de El Camino Real Charter High School celebra mientras se dirige a ganar el Decatlón Académico Nacional 2014. La escuela tiene 30 días para solucionar los problemas sobre liderazgo y gastos a los que se enfrenta.

(Al Seib / Los Angeles Times)

A una persona común se le podría perdonar que piense que deben existir dos escuelas preparatorias El Camino High School en Los Ángeles.

Una de ellas bien administrada, con una larga historia de éxito que obtiene resultados académicos sólidos y a veces hasta espectaculares. La otra, tiene necesidad de supervisión por tener un director que gasta libremente y que tiene controles financieros muy relajados.

La semana pasada, la Junta de Educación de Los Ángeles se centró en la supuesta doble personalidad de la escuela, aprobando por unanimidad una “notificación de violaciones”, que cita gastos inadecuados, una contabilidad deficiente y violaciones a las reglas sobre reuniones públicas.

La escuela tiene un mes para enfrentar las acusaciones.

A pesar de que se espera que los puntos positivos de la escuela la ayudarán a sobrevivir, el Distrito Escolar Unificado de los Ángeles podría actuar para revocar su licencia para operar como escuela charter, forzar la finalización de la gestión actual y devolver el campus al control del distrito.

El caso es un ejemplo más de las tensiones que hay entre el segundo sistema escolar más grande del país y sus escuelas charter, las cuales administran sus propios fondos públicos y están libres de algunas de las reglas que rigen a los campus tradicionales. El Camino Real Charter High School estuvo bajo la administración del distrito hasta el 2011.

Durante la sesión de la semana pasada, Scott Schmerelson, miembro de la Junta dijo que como charter El Camino sigue siendo “una escuela excelente”.

Pero “no es una escuela privada”, dijo Schmerelson, quien representa a la zona oeste del Valle de San Fernando, donde se encuentra la escuela. “Es una escuela pública. Tiene que guiarse por las mismas reglas que nosotros”.

El caso de El Camino podría poner a prueba los límites de esa aseveración. El Camino, por ejemplo, declinó decirle al distrito si ya ha tomado medidas disciplinarias en contra del director ejecutivo Dave Fehte, quien ha estado bajo escrutinio interno y externo. Tal acción podría considerarse una cuestión confidencial y personal, que puede mantenerse incluso fuera del conocimiento del distrito.

Un informe de la división de escuelas charter del distrito acusa a El Camino de “incapacidad para determinar cómo se están utilizando los fondos públicos”.

De acuerdo al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, una muestra de 425 gastos de tarjeta de crédito de cinco empleados de El Camino, incluyendo Fehte, reveló que “innumerables gastos fueron incurridos sin apego a ningún procedimiento uniforme y sin la verificación de los datos necesarios”.

El sistema escolar también acusó a la mesa directiva de El Camino de llevar a cabo reuniones públicas inapropiadamente, como por ejemplo, actuar sobre elementos que no figuraban para su votación en las agendas.

En una serie de artículos, Los Angeles Daily News informó sobre los gastos de Fehte por cosas tales como vino, viajes en avión de primera clase y habitaciones caras de hotel.

Fehte ha negado cualquier irregularidad y dijo que inadvertidamente había cargado aproximadamente $6,100 en gastos personales en su tarjeta de crédito de la escuela. Dijo que reembolsó el dinero a la escuela tan pronto como estos cargos le fueron señalados.

Como director de la escuela, Fehte lideró el esfuerzo para hacer de El Camino una charter y ha sido el líder más visible de la escuela, sin embargo, no participó en la presentación de la semana pasada ante la Junta de Educación.

En cambio, esto recayó en un grupo de maestros y administradores de El Camino que ofrecieron pruebas de que ha mejorado el rendimiento de la escuela y que sus prácticas de gestión son ejemplares.

A diferencia de otros casos, el distrito no ha sugerido que el Camino está en riesgo del colapso financiero. Y los estudiantes de El Camino anualmente brillan en la competencia de decatlón académico, ganando el título nacional en el 2014.

“Sabíamos hace seis años que la conversión a escuela charter sería una experiencia de crecimiento”, dijo la maestra Susan Freitag, egresada de El Camino, y quien ahora preside el Departamento de Artes Visuales y Escénicas. “Creo que hemos superado nuestras expectativas. Como escuela charter hemos florecido”.

La escuela ha contratado a una firma exterior para investigar las posibles faltas de parte de Fehte y para revisar el uso de la tarjeta de crédito en su totalidad. Se supone que dicha firma entregará un informe confidencial a la mesa directiva de El Camino el 21 de septiembre, dos días antes de la fecha límite para que la escuela responda ante el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles.

El Camino también les ha recogido las tarjetas de crédito a los altos administradores y han apretado la política para su uso. Miembros del equipo de El Camino dijeron que pensaban que estaban trabajando en colaboración con el Distrito Unificado de Los Ángeles y dijo que les sorprendió la notificación de las violaciones.

El Camino ha tenido una serie de problemas con el LAUSD, en parte debido a los problemas financieros del distrito y sus intentos de impulsar la inscripción y recuperar a los estudiantes de las escuelas charter.

En 2015 y a principios de este año, el LAUSD rechazó los planes para dejar que El Camino ampliara sus instalaciones en un campus cerrado propiedad del distrito. En 2015 y a principios de este año, el distrito rechazó los planes para dejar que El Camino ampliara su campus en un barrio cerrado. En abril, el distrito bloqueo el intento de El Camino de que el LAUSD asumiera los costos de jubilación de alrededor de 10 de sus maestros.

Los simpatizantes de El Camino dijeron que la escuela es víctima de una tendencia anti charter.

Aun así, las probabilidades parecen estar a su lado.

En los últimos tres años, la Junta de Educación aprobó seis avisos de violaciones, pero sólo uno resultó en la revocación de una escuela charter.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio