Anuncio

La nominada de Trump para Educación es aprobada por comité del Senado

La secretaria de Educación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Betsy DeVos. EFE/Archivo

La secretaria de Educación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Betsy DeVos. EFE/Archivo

El Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones (HELP, en inglés) del Senado aprobó hoy la nominación de Betsy DeVos, candidata del presidente Donald Trump, para dirigir el Departamento de Educación del país.

DeVos fue confirmada por doce votos a favor y once en contra -todos los demócratas de la comisión-, y ahora solo necesitará una mayoría simple en el pleno de la Cámara Alta para tomar posesión de su cargo.

La multimillonaria, quien ha sido donante republicana durante año, enfrentó duras audiencias ante los demócratas del Senado, quienes cuestionaron su compromiso con la educación pública y la asaltaron sobre sus conflictos de interés.

Sin embargo, los republicanos en el comité elogiaron sus credenciales en educación, lo que indica que no tendrá problema en ser confirmada dado que los conservadores tienen la mayoría en la Cámara Alta.

La sesión de votación en la comisión se había pospuesto una semana, dando a los senadores más tiempo para revisar los comentarios de DeVos sobre sus posibles conflictos de intereses.

Los demócratas solicitaron una nueva audiencia de escrutinio, sin embargo el presidente del comité, el republicano Lamar Alexander, denegó la petición.

DeVos, fuerte defensora de la educación privada, se ha convertido en una de las selecciones más controvertidas del gabinete del presidente Donald Trump.

La mayoría del Partido Republicano ha defendido a DeVos como una reformadora audaz dispuesta a reducir la influencia del Gobierno federal en la educación y a elevar la calidad educativa en el interés de ampliar las oportunidades para los niños desfavorecidos.

Pero los demócratas se han opuesto frontalmente a ella, argumentando que no tiene experiencia ni está cualificada para el trabajo.

Asimismo, les preocupan sus posturas para socavan la educación pública, de la que forman parte la mayoría de los niños del país, y que no ha respondido adecuadamente a las preguntas sobre los posibles conflictos de intereses relacionados con sus inversiones.


Anuncio