Anuncio
Share

Veteranos deportados siguen en espera de atención médica; esperan respuesta esta semana

Veteranos de guerra y personas que simpatizan con su causa, marchan hacia la frontera entre México y Estados Unidos desde el Centro de Soporte para Deportados Veteranos en Tijuana (México) hoy, viernes 8 de julio de 2016. Nueve veteranos que fueron deportados se presentaron hoy en el puesto fronterizo de San Ysidro, en California (EE.UU.), para demandar al Gobierno estadounidense atención médica a la que, aseguran, tienen derecho por haber formado parte del servicio militar. EFE/DAVID MAUNG

Veteranos de guerra y personas que simpatizan con su causa, marchan hacia la frontera entre México y Estados Unidos desde el Centro de Soporte para Deportados Veteranos en Tijuana (México) hoy, viernes 8 de julio de 2016. Nueve veteranos que fueron deportados se presentaron hoy en el puesto fronterizo de San Ysidro, en California (EE.UU.), para demandar al Gobierno estadounidense atención médica a la que, aseguran, tienen derecho por haber formado parte del servicio militar. EFE/DAVID MAUNG

(David Maung / EFE)

El grupo de veteranos deportados que se presentó este viernes ante autoridades migratorias para demandar servicios de atención médica podría tener una respuesta a su petición la próxima semana, indicó ayer uno de los exmilitares.

Nueve excombatientes llegaron en la tarde del viernes a la garita de San Ysidro, en San Diego (California), en compañía de familiares para exigir tratamiento médico por trastorno de estrés postraumático o heridas sufridas en combate hace décadas, al cual, aseguran, tienen derecho por haber formado parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Héctor Barajas, director y fundador de la Casa de Apoyo para Veteranos Deportados en Tijuana (México), explicó que autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) recibieron las solicitudes y les tomaron huellas dactilares de los nueve exmilitares indocumentados.

Posteriormente, les hicieron saber que debían procesar los casos con otras agencias migratorias, por lo que se les envió de regreso a México en espera de recibir alguna notificación a principios de la próxima semana, indicó Barajas.

“Ya para el lunes o martes ya vamos a empezar a recibir llamadas, la próxima semana ya sabríamos si sí o no para cualquier compañero”, dijo a Efe vía telefónica el excombatiente.

Pese a que este viernes no se les permitió ingresar a Estados Unidos, la buena noticia es que esto no significa que sus peticiones fueron rechazadas, resaltó el veterano.

“Si dejan entrar a alguien ya es un precedente”, comentó Barajas, quien dijo que esperan que esta movilización llame la atención de congresistas y se busquen soluciones a nivel legislativo para ayudar a miles de veteranos que requieren tratamiento emocional y físico.

La principal demanda de la acción de ayer es obtener un permiso temporal de 30 días para ingresar a Estados Unidos y acudir a la oficina de veteranos y recibir los beneficios que merecen.

“Nosotros no vamos a parar aquí, vamos a seguir haciendo lo que tenemos que hacer, con nuestro movimiento y seguir llamando la atención a esto para que nos den un tipo de pase para poder ir y venir”, aseguró.

Al respecto, una vocera de CBP indicó a Efe que, por motivos de privacidad, no pueden comentar sobre “la posible resolución de un caso en específico”.

En cambio, la agencia explicó en una declaración oficial que el permiso humanitario “no constituye una admisión formal a Estados Unidos y sólo confiere autorización temporal para estar presente en el país sin haber sido admitido”.


Anuncio