Anuncio
Share

Más estragos por los incendios forestales: un muerto y rescates de emergencia en Los Padres National Forest

Los bomberos luchan contra el fuego junto a Soledad Canyon Road, cerca de Agua Dulce, este martes (Luis Sinco/Los Angeles Times).

Los bomberos luchan contra el fuego junto a Soledad Canyon Road, cerca de Agua Dulce, este martes (Luis Sinco/Los Angeles Times).

Mientras los equipos de bomberos hicieron algunos avances este miércoles para controlar un letal incendio en el sur de California, otro fuego -que causó la muerte de un operador de máquinas pesadas y provocó numerosos cierres y rescates en senderos en el Los Padres National Forest- seguía haciendo estragos a lo largo de la pintoresca costa central del estado.

Los incendios bautizados como Sand y Soberanes, que estallaron el viernes pasado, atravesaron rápidamente tierras silvestres del sur y centro de California, y miles de bomberos debieron abordar las impredecibles llamas.

En el incendio Sand, los bomberos lograron contener un 40% de las llamas, que causaron una muerte y destruyeron 18 hogares. En el condado de Monterey perdió la vida un operador de máquinas pesadas, que había sido convocado para ayudar a combatir el incendio Soberanes. El hombre sufrió heridas mortales en un área remota del extremo sudeste del incendio, informó el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California. “La lucha contra el fuego es una tarea muy peligrosa; hay un gran riesgo involucrado”, afirmó el comandante del operativo para dicho organismo estatal, Todd Derum. “Pedimos pensamientos y oraciones para la familia del trabajador fallecido y para toda la comunidad de bomberos”.

El destructivo incendio, que se inició en Soberanes Creek, se extendió a 23,568 acres mientras la actividad ígnea se incrementó durante la noche en toda la zona, lo cual provocó el cierre de todos los caminos y carreteras del Los Padres National Forest, en el distrito de Monterey, aseguraron fuentes de Cal Fire. “La orden prohíbe entrar o permanecer en tierras del Sistema de Bosques Nacionales dentro del área del incendio Soberanes”, detallaron.

Con sólo un 10% de contención, las llamas amenazan a 2,000 estructuras y han destruido ya 20 viviendas, además de dos edificios anexos. Al menos 300 hogares han sido evacuados en Palo Colorado y las áreas de Rocky Creek, Weston Ridge Road, Garrapatos Road y la Autopista 1, desde Old Coast Road sur hasta Old Coast Road y Bixby Creek Road.

Las líneas eléctricas y los árboles caídos, además de las llamas, obstaculizan los esfuerzos para inspeccionar las zonas quemadas en busca de daños, afirmaron los expertos de Cal Fire. Llamas erráticas que se extienden a lo largo de la costa del Pacífico y recorren los cañones envían brasas a las montañas rocosas en el Parque Estatal Garrapata, en Carmel. “El acceso sigue siendo un desafío. Los bomberos siguen combatiendo el fuego intensamente, con los recursos aéreos y terrestres disponibles”, señalaron.

Las altas temperaturas y la baja humedad han intensificado las llamas, que ya habían forzado el cierre de todos los parques estatales desde Point Lobos State Natural Reserve hasta Julia Pfeiffer Burns State Park, destacaron los bomberos. Andrew Molera State Park, Pfeiffer Big Sur State Park Campground y Point Sur Historic Lighthouse también permanecen cerrados.

Este martes, los bomberos rescataron a ocho hombres que habían estado perdidos por seis días y rodeados por las llamas, informo KGO-TV. Autoridades de Cal Fire señalaron que ninguno de ellos tenía heridas.

El caos continuó cuando otra excavadora contratada de forma privada volcó mientras intentaba luchar contra el fuego, generando daños menores, aunque el operador no resultó herido.

Los caminos Palo Colorado, Robinson Canyon Road y Weston Ridge, a la altura de la Autopista 1, permanecen cerrados.

En el Valle de Santa Clarita arde el incendio denominado Sand, que creció más de 800 acres durante la noche, llegando así a un total de 38,545 acres con poco crecimiento perimetral.

Cerca de 3,000 bomberos trabajaban contrarreloj para construir líneas de defensa y limpiar brasas, mientras otros equipos defendían las casas de las llamas cercanas. Para brindar apoyo desde las alturas, los aviones lanzaban retardante de incendios y agua sobre las llamas.

Robert Bresnick, de 67 años de edad, fue hallado sin vida cerca de las 7:20 p.m. del sábado, dentro de un vehículo quemado, en la entrada a una hogar del 26700 de Iron Canyon Road. Las autoridades forenses señalaron que el hombre ignoró las órdenes de evacuación y pereció en el incendio.

El martes, el gobernador interino Tom Torlakson decretó el estado de emergencia en los condados de Los Ángeles y Monterey, debido a los grandes incendios.

Este martes, la Junta de Supervisores del Condado de L.A. también sopesó si se debe continuar con la renta de dos aviones Super Scoopers canadienses, o si debe procederse a la compra de éstos.

El espeso humo ha generado preocupaciones por la calidad del aire en todo el centro y sur de California, y hasta en zonas tan alejadas como Reno. El peligro de incendios se mantendrá elevado mientras las altas temperaturas, los vientos fuertes y la baja humedad continúe hasta este jueves en el condado de L.A., según informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Una ola de calor en el centro de California y el área de la Bahía continuará azotando el estado con temperaturas de 90 grados. Los meteorólogos sostienen que el incendio Soberanes se encuentra por encima de la capa marina, lo cual permite su movimiento y lo vuelve destructivo.

Si desea leer la historia en inglés haga clic aquí.


Anuncio