Anuncio
Share

Firman ley que ayurdará a disminuir la contaminación en áreas de bajos recursos en California

(Ricardo Lara/redes sociales)

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó hoy la ley SB1383 que “establece las más fuertes restricciones de la nación en contaminantes súper destructivos incluyendo el carbono negro (o negro de carbón), los gases fluorados y el metano”.

La nueva medida, del senador hispano Ricardo Lara, firmada hoy en la ciudad costera de Long Beach, beneficia a la larga a las comunidades más pobres -incluyendo la hispana- que son las que sufren mayormente las consecuencias de la contaminación ambiental, se argumentó durante su firma.

“Reducir el carbono negro y otros súper contaminantes es un paso crítico en nuestro programa para combatir el cambio climático”, dijo hoy el gobernador Jerry Brown, al firmar la medida en un parque público rodeado de chimeneas de refinerías.

“Esta medida restringe estos peligrosos contaminantes y por lo tanto protege la salud pública y frena el cambio climático”, agregó.

El demócrata Lara destacó a su vez que con la ley “continuamos estableciendo el estándar para una política de cambio climático mundial”, y resaltó su beneficio para las comunidades.

“Y lo más importante, estos cambios se sentirán aquí mismo en California y se reflejarán en la salud de nuestros niños y de las próximas generaciones”, destacó el legislador del Distrito 33, que incluye cerca de una docena de ciudades de mayoría hispana.

La ley ordena, entre otros, que la Junta de Recursos del Aire de California apruebe e implemente una estrategia amplia para reducir las emisiones de metano en 40 %, de gases hidro fluoro carbonados en 40 % y de carbón negro en 50 % por debajo de los niveles de 2013, con un plazo hasta 2020.

No obstante, no todos estaban contentos con la firma de hoy.

“La SB1383 crea una nueva inconsistente política de cambio climático que incrementará hacia el futuro, el costo de hacer negocios en California especialmente para nuestra economía agrícola”, criticó hoy en una declaración Tom Scott, director ejecutivo de la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB) en California.

Según alegó Scott, la reducción de 40 % en metanos y 50 % en gases de carbono negro, “representa un asalto directo a la industria lechera y causará un daño a la manufactura al crear un límite arbitrario en gases naturales que se disipan rápidamente”.

El gobernador destacó hoy que, cada dólar que se gasta en recortar la polución del aire, especialmente los súper contaminantes, crea aproximadamente 30 dólares en beneficios de salud pública.


Anuncio