Anuncio
Share

Buscan que las universidades estatales de California mejoren el promedio de graduaciones en cuatro años

Grupos de estudiantes recorren el campus de Cal State Northridge en 2015 (Genaro Molina / Los Angeles Times).

Grupos de estudiantes recorren el campus de Cal State Northridge en 2015 (Genaro Molina / Los Angeles Times).

Los campus de la Universidad Estatal de California se encuentran bajo presión para aumentar sus tasas de graduación en las carreras de cuatro años, que en la mayoría de los casos se encuentran muy por debajo de la media nacional. El lunes próximo, la legislatura estatal introducirá una ley que podría hacer esta tarea más sencilla.

De aprobarse esta legislación, los estudiantes que se comprometan a tomar 15 unidades por semestre y mantener un promedio de calificaciones mínimo, obtendrían prioridad para su inscripción en las clases más populares, entre otros beneficios.

El proyecto de ley, elaborado por el senador estatal Steve Glazer (D- Orinda), un exadministrador de Cal State y estratega del gobernador Jerry Brown, es similar a los programas piloto que funcionan en cuatro de las 23 escuelas Cal State. Los estudiantes que participan consiguen a menudo sus clases en el primer intento, además de asesoría académica adicional y exenciones de costo de matrícula para cualquier clase que sea obligatoria para graduarse, pero no se ofrezca durante los primeros cuatro años de clases de los estudiantes.

La legislación propuesta iría un poco más allá en los beneficios, al congelar la matrícula para los estudiantes que pertenezcan al programa.

De acuerdo con datos recientes de Cal State, sólo alrededor del 19% de los estudiantes de ese sistema que ingresan a primer año como estudiantes de tiempo completo logran graduarse en cuatro años. A nivel nacional, la tasa de graduación promedio de cuatro años para las universidades públicas es del 34%, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Educación de los Estados Unidos. Sólo dos planteles de CSU tienen promedios de graduación –siempre para estudiantes de carreras de cuatro años- cercanos o por encima de la media.

Funcionarios estatales de Cal State señalaron que sus bajos números reflejan el hecho de que muchos de sus 420,000 estudiantes son adultos mayores, que trabajan y que sólo pueden asistir a clases en tiempo parcial. En su opinión, una medida más precisa del progreso estudiantil también debería incluir la tasa de graduación de seis años. Glazer y otros remarcaron que el objetivo de obtener un título en cuatro años, en lugar de cinco o seis, podría ahorrar a los estudiantes miles de dólares en costos de matrícula, libros y otros gastos.

De aprobarse, el proyecto de ley daría a los estudiantes participantes un mayor asesoramiento académico en aquellas clases que más necesitan para finalizar su carrera, y un incentivo para realizar bien los cursos que toman por primera vez, en vez de repetirlos una y otra vez. Eso, a su vez, podría beneficiar a todos los estudiantes de CSU porque reduciría el tiempo de espera para ciertos cursos requeridos y liberaría espacio en los salones de clase.

Glazer explicó que si fuese necesaria una mayor financiación para implementar el programa, trabajaría para asegurarla. “Estoy comprometido con el éxito de los estudiantes, ya sea que se gradúen en un período de cuatro años, o con años extra de trabajo”, dijo.

Por su parte, los administradores de Cal State se comprometieron a mejorar las tasas de graduación en el sistema universitario más grande de la nación. El año pasado, el rector Timothy P. White recomendó aumentar a un 60% el promedio de graduación en seis años, y a un 24% la tasa de graduación en cuatro años.

En la actualidad, alrededor del 54% de los estudiantes de primer año terminan en un plazo de seis años, incluyendo un 19% que termina en cuatro años, de acuerdo con las estadísticas más recientes de Cal State.

Brown, quien nombró a Glazer para la Junta de Síndicos del Estado de California en 2011, viene presionando al sistema para centrarse más en las tasas de graduación en carreras de cuatro años. También se ha propuesto enviar más financiamiento estatal a los campus que registren mayor éxito en la reducción del tiempo que toma a los estudiantes obtener un título.

Los funcionarios de Cal State señalaron que están analizando la propuesta de ley de Glazer, incluyendo los costos adicionales que ésta podría demandar para contratar más profesores y consejeros.

Un grupo de trabajo creado por White propone un plan financiero de largo plazo para el sistema, que incluye pequeños aumentos anuales de matrícula, atados a la inflación. La posibilidad de que la legislación de Glazer reduzca los costos de las matrículas podría generar cierto malestar. Aun así, “esperamos ansiosos poder trabajar con él”, mencionó Toni Molle, portavoz de Cal State.

Glazer precisó que los programas requerirían de poca financiación adicional.

En 2007, para el ‘Programa de Compromiso de Graduación de Cuatro Años’ que impulsó la Universidad Estatal de San Bernardino, no se contrató personal adicional, según confirmó William Vanderburgh, vicepresidente y decano de estudios de grado asociado de la escuela. Para 2014, casi el 23% de los estudiantes participantes del programa se había graduado, más del doble de la tasa existente en 2007.

Los funcionarios de Cal State Fullerton también confirmaron que no habían requerido financiamiento adicional para su programa de cuatro años, que comenzó en 2010.

“Tengo mucha confianza en que el programa se puede administrar bien sin un gran incremento en los gastos”, aseguró Glazer.

jason.song@latimes.com

Twitter: @byjsong

Traducción: Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio