Anuncio
Share

De campesino y lavaplatos a perseguir estrellas en el espacio; José Hernández es reconocido

El exastronauta mexicoamericano José H. Hernández (i) recibe el premio al Héroe Nacional Hispano del presidente del Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI) Luis Caban (d) hoy, sábado 20 de febrero de 2016, en Chicago (EE.UU.). José H. Hernández recibió "con mucha humildad" el premio al Héroe Nacional Hispano, otorgado por el Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI). El hijo de inmigrantes oriundos de La Piedad, Michoacán, declaró a Efe que se toma "muy en serio" el premio, porque le permite "seguir representando a nuestra gente en Estados Unidos y el mundo". EFE/Kamil Krzaczynski

El exastronauta mexicoamericano José H. Hernández (i) recibe el premio al Héroe Nacional Hispano del presidente del Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI) Luis Caban (d) hoy, sábado 20 de febrero de 2016, en Chicago (EE.UU.). José H. Hernández recibió “con mucha humildad” el premio al Héroe Nacional Hispano, otorgado por el Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI). El hijo de inmigrantes oriundos de La Piedad, Michoacán, declaró a Efe que se toma “muy en serio” el premio, porque le permite “seguir representando a nuestra gente en Estados Unidos y el mundo”. EFE/Kamil Krzaczynski

(KAMIL KRZACZYNSKI / EFE)

El exastronauta mexicoamericano José H. Hernández recibió el sábado 20 de febrero en Chicago, “con mucha humildad”, el premio al Héroe Nacional Hispano, otorgado por el Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI).

El hijo de inmigrantes oriundos de La Piedad, Michoacán, declaró que se toma “muy en serio” el premio, porque le permite “seguir representando a nuestra gente en Estados Unidos y el mundo”.

Dedicado actualmente a su empresa de ingeniería “Tierra Luna”, en Stockton, California, Hernández hizo historia al convertirse en ingeniero de la NASA y viajar al espacio en 2009 como astronauta del servicio de transbordadores de la agencia aeroespacial.

“Durante 14 días fui el primer inmigrante en el espacio”, señaló en una entrevista poco antes de la entrega del premio, que se hizo durante una cena de gala en un hotel del centro de Chicago.

Nacido en French Camp, California, hace 53 años, relató que el haber venido al mundo en este lado de la frontera fue “una casualidad”, porque sus padres eran migrantes que trabajaban en la recolección de frutas y verduras y, por ello, viajaban continuamente entre México y el sur de California.

“Todo dependía de en qué parte del año se encontraran. Tengo dos hermanos que nacieron en Michoacán, en invierno, mientras que yo nací en agosto y eso fue en plena cosecha en California”, agregó.

Hernández, que acompañó a sus padres en los trabajos agrícolas hasta que tuvo 15 años de edad, se considera “el primer campesino que dejó de ‘piscar’ verduras y frutas en la tierra, para perseguir estrellas en el espacio”.

Antes de estudiar ingeniería eléctrica en las universidades del Pacífico y de California, Hernández trabajó en actividades agrícolas, y también fue lavaplatos y camarero.

Según USHLI, que celebra hasta mañana su trigésima cuarta conferencia anual, el premio fue concedido a Hernández por su vida ejemplar y su “autodeterminación para cambiar al mundo”.


Anuncio