Anuncio
Share

Los delitos violentos aumentaron un 10% en California durante 2015

Después de dos años en descenso, el número de delitos violentos en California aumentó un 10% en 2015, pese a que la tasa de criminalidad en general se mantuvo entre las más bajas en décadas.

Los números se incrementaron en todas las principales categorías de crímenes violentos, en comparación con las de 2014, según informes divulgados el viernes por la oficina del fiscal general del estado.

Los homicidios aumentaron un 9,7%, y el robo y asalto agravado subieron más de un 8%.

Los delitos de odio siguieron la misma tendencia, con un salto del 10.4%. La gran mayoría del repunte involucró prejuicios religiosos. Los incidentes antimusulmanes y antisemitas aumentaron, al igual que los dirigidos contra los latinos.

Aunque el número de robos se redujo, los delitos a la propiedad en general aumentaron un 8.1%, impulsados por un significativo aumento de robos de vehículos.

Pese a la recuperación, las tasas de delitos violentos y a las propiedades cada 100,000 fueron más bajos el año pasado que en 2010, y se mantuvieron considerablemente más bajos que en los años pico, durante las décadas de 1980 y 1990.

A nivel estatal, 1,861 personas fueron asesinadas en 2015, en comparación con las más de 4,000 registradas en 1993.

En 2009, la cifra de homicidios en California cayó por debajo de los 2,000 por primera vez desde 1974, y ha fluctuado debajo de ese número desde entonces. El desglose de los homicidios de 2015 reflejó esos patrones de larga data.

La amplia mayoría -casi el 83%- de las víctimas fueron varones. Cerca del 47% de todas las víctimas fueron asesinadas por amigos y conocidos; el 31% por un extraño y cerca del 15% por su cónyuge, padre o hijo. Las mujeres fueron más propensas a resultar heridas por sus cónyuges que los hombres en general.

La mayor proporción de las víctimas de homicidios fue de latinos (43%), seguida por un 28,3% de raza negra y un 21.3% de blancos. Cerca del 29% de los asesinatos estuvieron relacionados con temas de pandillas. Las armas predominantes fueron las de fuego, que se utilizaron en el 70% de los homicidios.

El condado de Monterey registró la tasa más alta de homicidios; de 13.8 por cada 100,000; y los condados Imperial, Placer y San Luis Obispo continúan con los promedios más bajos. En el condado de Los Ángeles, 592 personas fueron asesinadas en 2015, una tasa del 5.8. En el condado de Orange, 57 personas fueron asesinadas, y la tasa fue de 1.8.

Aunque las violaciones aumentaron significativamente en todo el estado, parte del salto a 12,793 fue resultado de una expansión en la categoría que incluye ahora a víctimas de ambos sexos y diversas formas de penetración sexual. Debido a los cambios, el informe no incluyó aumentos porcentuales.

Las estadísticas del Departamento de Policía de Los Ángeles, publicadas a finales del año pasado, reflejan datos a nivel estatal. Todas las categorías de delitos aumentaron en la ciudad. La policía reportó 280 homicidios en 2015, un 10.2% de alza desde 2014.

Durante la década pasada, la categoría más común de crímenes de odio en todo el estado implica temas de origen racial, étnico o nacional. La orientación sexual es la segunda causa más común, y los prejuicios religiosos, la tercera.

Los incidentes antimusulmanes crecieron de 18, en 2014, a 40 el año último. También se registraron 97 hechos antisemitas, en comparación con los 80 del año previo, y 81 delitos contra latinos, frente a los 60 de 2014. En 188, el número de delitos de odio por orientación sexual permaneció prácticamente sin cambios.

Aun así, el número total de crímenes de odio reportados en California ha caído en más de un tercio desde 2006. Los robos disminuyeron un 2.6% en comparación con 2014, pero los robos de autos crecieron un 12.5% y el robo-hurto aumentó un 10,7%.

Los arrestos de menores disminuyeron por séptimo año consecutivo a los niveles más bajos de la historia.

Si desea leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio