Anuncio
Share

Pena de muerte para pandillero hispano por seis asesinatos en California

Fotografía que muestra la cámara de la muerte donde los presos fallecen por inyección letal. EFE/Archivo

Fotografía que muestra la cámara de la muerte donde los presos fallecen por inyección letal. EFE/Archivo

EFE

Un pandillero hispano, David Ponce Cruz, fue condenado hoy a pena de muerte por el asesinato de cinco personas en un campamento de indigentes en Long Beach, en el sur de Los Ángeles en 2008, y por otro asesinato ocurrido en Lancaster en 2009, informó hoy la Fiscalía del Distrito del Condado angelino.

Ponce Cruz, de 37 años, y otro pandillero, Max Eliseo Rafael, de 31 años, fueron hallados culpables en septiembre de 2017 de cinco cargos por asesinato y un cargo por secuestro.

Ponce también fue declarado culpable del secuestro y asesinato de Tony Bledsoe el 23 de marzo de 2009.

El pandillero hispano fue sentenciado hoy por la juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, Charlaine Olmedo.

Al señalar que “las circunstancias de cada asesinato fueron horribles”, la juez Olmedo, dirigiéndose a Ponce, dijo: “usted sufrirá la pena de muerte en la manera prescrita por la ley”.

En el juicio, también presidido por Olmedo, el jurado encontró válidos los agravantes de múltiples asesinatos, asesinato durante un secuestro y asesinatos cuando los acusados actuaban en vinculación con una pandilla.

Ponce y Rafael dieron muerte a Lorenzo Villicana, Katherine Verdun, Frederick Neumeier, Hamid Shraifat y Vanessa Malaepule el 1 de noviembre de 2008, en lo que los investigadores determinaron como una disputa por drogas que incluyó la eliminación de testigos.

Los cinco indigentes se encontraban en un campamento cerca de la salida de la autopista 405 en Long Beach.

Rafael, que no fue acusado por el asesinato de Bledsoe, resultó sentenciado en enero a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

La policía de Long Beach y los alguaciles del Condado de Los Ángeles investigaron el caso y la fiscal Cynthia Barnes, de la División de Crímenes Mayores de la Fiscalía de Distrito, condujo la acusación.


Anuncio