Anuncio
Share

México y EU no han sabido comunicarse

México y EU no han sabido comunicarse

México y EU no han sabido comunicarse

Argumentación equivocada la causa, dice investigador de Colef

TIJUANA BC 08 DE NOVIEMBRE DE 2016 (AFN).– México y Estados Unidos han tenido una dificultad para entenderse porque usan formas distintas de comunicación y de argumentación, por desconocimiento, lo que ha alimentado la controversia en temas cuya naturaleza ya es controversial, aseguró el investigador del Colegio de la Frontera Norte Arturo Zarate Ruiz.

Ha sido esta, una característica sobresaliente del discurso enarbolado por ambas partes, dijo el también ex periodista, al participar en el Colegio sobre Cultura y Fronteras efectuado en esta ciudad, con la participación de investigadores mexicanos y norteamericanos.

Zárate, quien ha estudiado el tipo de discurso utilizado por ambas naciones en los asuntos controversiales más relevantes de las últimas décadas, aseguró que la desinformación y los prejuicios han sido frecuentemente la base argumentativa usada, particularmente del lado mexicano.

Esto ha sido evidente en temas como la discusión binacional sobre el Acuerdo del Libre Comercio para América del Norte (NAFTA-TLCAN), la pena de muerte por el caso de mexicanos condenados a la pena capital, y el narcotráfico.

“Me sorprendió incluso el discurso de educadores, ambientalistas y obreros. Tenían un problema tremendo, estaba contaminado por el fatalismo, debió haber sido un discurso propositivo y abierto a la libertad humana y se convirtió en un discurso informativo en que se nos decía lo que iba a pasar, era una queja sobre lo inevitable”, dijo el investigador.

En la discusión se ha perdido de vista el hecho de que hay cosas que nos parecen obvias a los mexicanos pero para los norteamericanos no son obvias, y entonces algunos de los participantes olvidan ofrecer distintas bases razonables en la discusión.

Lo que es un hecho, argumentó finalmente el investigador, es que Estados Unidos difícilmente va a cambiar su sistema federal, y habría que empezar por entender que el federalismo norteamericano es un sistema de distribución, no de subordinación de poderes “y si no entendemos que Estados Unidos es otra cosa estamos empezando mal. Sería una derrota desde el principio”.


Anuncio