Anuncio

Hay que honrar la vida: Mujica

TIJUANA BC 12 DE OCTUBRE DE 2016 (AFN).- Pregonar con el ejemplo y la congruencia, privilegiar el amor y las filosofía de la vida por encima del materialismo, y guiarse por el espíritu de servicio a los demás, pidió hoy a los universitarios de Baja California, el expresidente Uruguayo José “Pepe” Mujica, al pisar suelo mexicano en una gira de trabajo con que inició la celebración del 60 Aniversario de fundación de la UABC.

Durante su alocución, en la que tuvo palabras de reconocimiento a México por su espíritu solidario y hospitalario, y su capacidad para preservar la identidad, Mujica destacó las virtudes de la juventud Universitaria y su enorme potencial, y les recomendó elegir el camino al servicio del desarrollo de la civilización, porque “la felicidad no está en la chequera, está en la cosa humana, inmaterial, de los valores“.

Ante aproximadamente tres mil asistentes, entre los que se hallaba su esposa, la primera senadora en la historia de Uruguay, Lucía Topolansky, Mujica se dirigió a los jóvenes presentes luego de un recorrido por la historia y las contradicciones del ser humano, que por un lado exhiben su capacidad para la autodestrucción mediante el millonario gasto en armamento para la guerra, pero por otro lado, tiene la capacidad de proyectar las expresiones más maravillosas de la esencia humana.

“La más maravillosa es que vivimos más de 40 años del promedio que vivíamos hace ciento y pico de años, no es poca cosa. El disparate es que gastamos dos millones de dólares por minuto en presupuestos militares del mundo. Animal pues contradictorio, capaz de crear estos dos extremos de bonanza y de disparate, por eso, muchachos, a los jóvenes universitarios, ando sembrando, invitándolos a que no se dejen robar la vida”, insistió el ex presidente de 81 años.

Ante representantes del poder legislativo de la entidad, y los ex rectores universitarios así como el ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán, el hombre que brincó de la guerrilla y la prisión al poder legislativo y posteriormente a la Presidencia de Uruguay, consideró decisivo no dejarse arrastrar por la cultura capitalista que promueve el consumismo.

“Creo que ustedes jóvenes universitarios, los que decidan honrar la vida deben discutir estas cosas, invito a que una parte del tiempo de su vida importante la dediquen a las luchas sociales, a las luchas políticas para mejorar la condición humana, sabiendo que nunca tocarán el cielo con la mano, que el progreso humano es contradictorio, que subimos dos escalones y retrocedemos uno, pero esa acumulación de lucha es lo que ha permitido la construcción de esa gigantesca herencia que se llama civilización, así ha ido progresando el ser humano y tenemos que ser fieles a lo más profundo”.

A quienes se forman para elegir una profesión, sugirió tener el cuidado de elegir bien, y si se deciden por la política, tener en claro que quien quiera dedicarse a ello debe entender que “el papel de la política es la necesidad de construir bienes comunes a pesar de intereses particulares inevitables, por tanto no es una profesión. No se hace política para vivir de la política, y el que ambicione enriquecerse que agarre para otro lado porque la política y la republica moderna, con una filosofía medianamente democrática, nos impone que quienes son convocados a representar deberían de vivir como vive la inmensa mayoría de la sociedad y no como vive la minoría privilegiada”.

Teniendo una cancha multiusos del Centro de Alto Rendimiento de la universidad pública del estado como escenario, la comunidad universitaria entregó a Mujica el grado de Doctor Honoris Causa así como la medalla al mérito que corresponde por tal distinción, y en agradecimiento, el invitado lo calificó como un regalo “que tiene sentido para con mi pueblo, pero yo no soy otra cosa que un viejo cascarudo con bastante suerte porque podía estar del otro lado hace rato y la parca anduvo ahí dando vuelta más de una vez y no me quiso llevar”.

Hoy, agregaría, “yo tengo que agradecer por lo que hay atrás, por lo que simboliza esto, pero es un mérito que yo no merezco. Con estar vivo y haber llegado a los 81 años ya la vida me dio premio en pila”.

Luego de los garrotazos que aseguró haber recibido durante su vida, quiso compartir la lección de haber aprendido a vivir sin odio porque es un veneno que destruye, y aprendió a dejarlo a un lado de las pasiones humanas porque lo importante es buscar en el tesoro de las aptitudes humanas y saber elegir lo realmente importante, que es vivir.

“No vivan por venganza, no vivan para cobrar cuentas, vivan para sembrar esperanza, vivan afirmando, queriendo la vida y cuando los golpeen y caigan, porque vivir es soportar golpes y caer, aprenden la lección maravillosa de que lo más importante no es triunfar sino volverse a levantar y volver a empezar así hasta el último minuto de la existencia porque lo importante es la vida no es los premios, ni siquiera el reconocimiento, lo importante es vivir con intensidad, darse, la vida es dar”, ratificó.

https://www.afntijuana.info/informacion_general/63132_hay_que_honrar_la_vida_mujica#ver_nota


Anuncio