Latinos de Nebraska movilizan ayuda a damnificados por fuertes inundaciones

EFE

La Comisión Latinoamericana de Nebraska (NLAC) convocó hoy a su comunidad para ayudar con donaciones y tareas de limpieza en respuesta a las "históricas" inundaciones que la llamada "Bomba ciclónica" dejó a su paso, además de tres muertes y miles de damnificados.

"La inusual combinación de lluvias, tormentas de nieve y devastadoras inundaciones crearon una experiencia histórica para Nebraska", indicó a Efe Lázaro Spindola, presidente de la NLAC.

"Como vecinos, debemos ayudar a otros vecinos damnificados por las inundaciones. Sin importar quién seas o a qué te dediques; como miembro de la comunidad debes tender una mano de ayuda a quien la necesite", agregó Spindola.

El gobernador de Nebraska, Pete Ricketts, según confirmó este último miércoles que las zonas rurales han sido las más afectadas -también en el vecino estado de Iowa- por los efectos de la "Bomba ciclónica", que atravesó el Medio Oeste de Estados Unidos la semana pasada.

La "Bomba ciclónica" es una combinación de baja presión, aire frío y húmedo, nevada y fuertes vientos.

En su reporte ante los medios locales, Ricketts dijo que el desborde de los ríos en la cuenca del Missouri afectó a tres de cada cuatro condados en Nebraska, causado daños superiores a los 1.300 millones de dólares.

La suma incluye 449 millones de dólares por daños a carreteras, 440 millones de dólares en cosechas perdidas y otros 400 millones por muerte de ganado.

Según el reporte oficial, unos 2.000 hogares y 340 negocios fueron destruidos o dañados, agregando otros 85 millones de dólares a las pérdidas.

Ricketts pidió que el Gobierno federal declare a Nebraska como "zona de desastre", para acceder así a los fondos y recursos de la Agencia Federal de Respuestas a Desastres (FEMA).

A la vez, la gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, realizó el mismo pedido.

Por su parte, Spindola invitó a la comunidad latina a trabajar "con los brazos abiertos" y a "juntos hacer una diferencia" en las tareas de ayuda y recuperación, aunque, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS), pasarán todavía varios días antes de que las aguas comiencen a descender.

Según datos del Buró del Censo, el 11 % de los casi 2 millones de residentes en Nebraska es de origen hispano; es decir, unas 220.000 personas.

El 7 % de los habitantes (140.000 personas) de este estado nació en el extranjero.

Asimismo, los latinos están presentes en 88 de los 93 condados del estado y prefieren "las zonas rurales por la atracción de las nuevas oportunidades de empleo y del bajo costo de las viviendas".

Los datos, del 2017, los ofrece un estudio económico y demográfico del Instituto de Agricultura de la Universidad de Nebraska en Lincoln.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°