Anuncio

Son viudas de armas tomar

Viudas

Viudas

(Agencia Reforma)

Cuidadito con tratar de timar a estas Viudas porque nadie se imagina lo que pueden hacer con tal de cumplir su objetivo.

En la nueva película de Steve McQueen (12 Años Esclavo y Shame: Deseos Culpables), a estas mujeres no les alcanza el entendimiento para asumir que tienen que pagar la deuda de sus extintos esposos y sortear obstáculos relacionados con el poder y la avaricia que a ellos dominó en vida.

“Comencé a trabajar el guión con Gillian Flynn, lo primero que nos pareció simpático fue el título, de ahí partió todo el trastorno de vidas que les sucede a estas mujeres, que son decididas, fuertes, y que sobre los engaños y abusos de sus maridos se manifiestan como vulnerables, aunque poderosas. Ellas se imponen, ellas ganan”, observó McQueen en entrevista.

El director quedó fascinado por la fuerza y poder de estos personajes en la serie de los años 80, así que decidió retomarlo en la pantalla grande, creando un crucigrama de engaños, mentiras, juegos sucios y venganza que se estrena mañana en las salas de México.

El reparto es multiestelar: Viola Davis personifica Verónica Rawlings, una delegada del sindicato de profesores de Chicago y esposa de Harry (Liam Neeson); Michelle Rodriguez a Linda Perelli, propietaria de una tienda de ropa y mujer de Carlos (Manuel García Rulfo); Elizabeth Debicki a Alice Gunner, ama de casa, hija de Agnieszka (Jacki Weaver) y esposa de Florek (Jon Bernthal); y Cynthia Erivo como Bella, una niñera y estilista muy audaz.

“Encontré en esta historia el poder femenino que no veía mucho en una película, con personajes muy definidos, delineados, con poder, sin ser las malas o las de aspecto negativo. Sobre todo, vi inteligencia y osadía en las mujeres que deben trazar un plan que les permita salir victoriosas de un atolladero en el que no pidieron entrar”, apuntó Viola Davis, ganadora del Óscar.

En el relato, que mezcla drama, comedia y suspenso, aparecen Colin Farrell como Jack Mulligan, el hijo de Tom (Robert Duvall), un político que sin querer se ve involucrado en el plan de las Viudas; Brian Tyree Henry es Jamal Manning, jefe criminal y político y Daniel Kaluuya es Jatemme, el hermano de Jamal y un personaje extraño.

“Harry es un renombrado ladrón disfrazado de otra cosa y sus socios, Carlos, Florek y Jimmy, perpetran un robo que no sale como esperaban. A Verónica le toca sufrir sus amenazas luego de que muere su esposo y debe pagar la deuda de 2 millones de dólares que dejó. A mí me toca entrar como el punto de encuentro entre el plan de Verónica y las amenazas de los ‘malos’”, detalló Farrell.

Mientras trata de adaptarse a su vida sin su esposo, Verónica descubre el cuaderno de éste, que contiene un plan detallado para un robo de 5 millones de dólares, por lo cual, la mujer decide que reclutará a otras viudas para que la ayuden con el plan y así le pueda pagar a Jamal.

El combo femenino se entrena, analiza rutinas de los objetivos y afina un plan que no acepta errores... Algo se les atravesará para amenazarlas con cambiarles el título de “viudas” a “difuntas”.

A detalle...
La película se hizo con un presupuesto de 40 millones de dólares y en dos semanas en EU ha recuperado 38.

Las críticas han favorecido el guión, la actuación de Viola y Elizabeth, pero han criticado la estructura.

En una escena donde aparecen los hispanos sale una canción de Sin Bandera.

Liam Neeson y Colin Farrell fueron los últimos en ver el filme terminado.


Anuncio