Anuncio
Share
Lo Más Web

Modelo rusa acusa a Putin de mandarla a ‘envenenar’

Anna Shapiro

Anna Shapiro

(Agencia Reforma)

La modelo rusa Anna Shapiro está segura de haber sido blanco de un ataque más del Kremlin en la ciudad de Salisbury, Inglaterra, casualmente el mismo lugar en el que el ex espía Serguei Skripal fue envenenado, junto a su hija, en marzo pasado.

Según el diario The Daily Mail, la rubia, hija de un general ruso, y su esposo Alex King cayeron enfermos el domingo después de cenar en el restaurante Prezzo, presuntamente afectados por un posible ataque con estricnina, que es un potente pesticida, segura de estar en la mira del gobierno del presidente Vladimir Putin.

El marido se encuentra en estado grave, después de ser hallado tirado en el sanitario con espuma en la boca, por lo que las autoridades investigan si podrían haber sido víctimas de envenenamiento con raticida.

Después de lo acontecido, las calles de Salisbury están invadidas por las fuerzas de seguridad, quienes investigan otro posible ataque con armas químicas como el que se lanzó contra Skripal, quien fue envenenado con el poderoso agente nervioso Novichok.

"Yo pedí pizza y Alex la lubina con vegetales. También tomamos dos copas de vino", aseguró la rubia de 30 años al periódico The Sun.

Fue entonces que su esposo fue al baño y al tardar en regresar fue que comenzó a preocuparse, hasta que fue a buscarlo para encontrarlo tirado en el piso, con espuma en la boca.

Shapiro se encuentra custodiada por la policía las 24 horas del día en un hotel hasta que se aclare la posibilidad de un ataque, el cual insiste en que vino del gobierno ruso.

"Yo pedí pizza y Alex la lubina con vegetales. También tomamos dos copas de vino", dijo Anna Shapiro.


Anuncio