Anuncio

Paulina Rubio, Belinda y Marta Sánchez encienden el escenario del Palacio de los Deportes con sus estilos

Paulina Rubio, Belinda y Marta Sánchez ofrecieron concierto en el Palacio de los Deportes.

Paulina Rubio, Belinda y Marta Sánchez ofrecieron concierto en el Palacio de los Deportes.

(Agencia Reforma)

Tres generaciones de divas del pop se unieron anoche en el Palacio de los Deportes para demostrarle a México que este género está más vivo que nunca.

Paulina Rubio, Belinda y Marta Sánchez, presentándose ante un recinto casi lleno (los organizadores no supieron dar una cifra oficial) hicieron del concierto Ídolos 2.0 una fiesta llena de energía.

A las 20:50 horas “La Chica Dorada” salió al escenario acompañada de cuatro músicos y una guitarrista.

Moviendo su rubia melena y portando un penacho de plumas y un traje de cuero abrió la noche con “Mío” y “Ni una Sola Palabra”.

“Arriba los hombres, las mujeres... ¡arriba el amor!”, dijo Paulina antes de ofrecer “Yo no Soy Esa Mujer” y “El Último Adiós”, tema que hizo a los presentes levantarse y cantar con ella.

La diversidad en el público dominaba y entre las butacas se veían jóvenes, familias, parejas gay y drag queens que, al parecer, esperaban ver a una Paulina Rubio más entregada, pues los chiflidos no faltaron al finalizar su presentación de 11 canciones.

Y aunque se dijo que no iba a haber cabida para el ego durante esta noche, el concierto estuvo dividido en dos partes, el de Paulina y el resto, y las tres artistas no compartieron el escenario en ningún momento.

Tras un receso de 20 minutos, Marta Sánchez se adueñó del espectáculo con “Soy Yo” y “No Controles” y el público coreó las rolas junto con ella.

“Hubo un pequeño fallo técnico, pero quiero que bailéis más conmigo, ¡Venga!”, gritó la española, que brilló con un outfit negro de lentejuelas al ritmo de “Colgando en tus Manos”.

Pasadas las 22:00 horas, Belinda bajó del techo colgada de un arnés y fue aplaudida durante varios minutos para interpretar “Ni Freud ni tu Mamá", "Ángel” y “Medley”.

Beli se llevó el cariño del público con su show visual que contaba con videos y animaciones en las pantallas led, escenografía de caballitos inflables y más de 10 coreógrafos que la hacían de bailarines, mariachis, performers y cirqueros.

“Eres la más guapa y más profesional y es un honor compartir el escenario contigo”, dijo Belinda a Marta Sánchez cuando las dos hicieron el primer dueto con “Desesperada”.

Para despedir el evento, las dos volvieron juntas al escenario, y portando ambas vestidos negros y elegantes, interpretaron “Luz Sin Gravedad” para que luego Belinda cerrara el show con “Egoísta”.


Anuncio