Anuncio

Estética y coach delatan a Shakira

Shakira

Shakira

(Agencia Reforma)

Visitas frecuentes a una peluquería, una estética y gimnasios en Barcelona, así como las rutinas que realizaba en su casa con una entrenadora, forman parte de las averiguaciones que la Fiscalía de esa ciudad constituyó para demostrar que Shakira vive en España y querellarse contra ella por fraude fiscal.

La estrella colombiana, de 41 años y cuya defensa alega que tiene su residencia fiscal en Bahamas, fue acusada el viernes por seis presuntos delitos contra la Hacienda Pública española entre 2012 y 2014 y la evasión de 14.5 millones de euros (332 millones de pesos).

Según el diario ABC, la pareja del futbolista Gerard Piqué ya ha abonado 34.5 millones de euros (790 millones de pesos) al fisco por el supuesto adeudo: 20 millones a comienzos de 2018, y el resto, esta semana.

Las autoridades investigaron una peluquería que frecuentó Shakira en Barcelona, cuyo dueño se llama Jordi Ripoll, así como el Centro de Estética Casellas, en el elegante barrio de Sarriá, en Esplugues de Llobregat (municipio conurbado en donde reside con Piqué). En este centro, la cantante fue atendida por sus dos embarazos, ya que sus hijos, Milan y Sasha, nacieron en Barcelona.

Asimismo, su entrenadora personal, la estadounidense Anna Kaiser (quien también prepara a Sofía Vergara y Hilary Duff) fue contratada por la cantante para que viajara a España varias veces con la idea de mantenerla en forma, algo que también realizó en dos gimnasios catalanes, Dir Diagonal y Bonasport.

Shakira y Piqué también cuentan en la ciudad con un restaurante de lujo, Blue Spot, por no mencionar las veces que la intérprete ha acudido al estadio del FC Barcelona en familia para ver a su pareja.
Estas son algunas de las evidencias que contradicen la versión de que la cantante reside en el Caribe, donde hace años compró una casa.

Según la ley española, cuando un ciudadano pasa 183 días al año en el país, está obligado a tributar sus ingresos ahí, lo cual no hizo la intérprete.

La querella que la Fiscalía de Barcelona interpuso en los juzgados de Esplugues de Llobregat agrega que Shakira recurrió a un entramado societario, organizado por abogados estadounidenses y asesores fiscales, para ocultar a Hacienda su renta.

Al respecto, la oficina de la cantante publicó un comunicado en el cual señala que nunca recibió la querella formalmente y que se enteró de la misma por la prensa, acusando a la Fiscalía de filtrarla, extralimitándose de su función, para dañar la reputación de la artista.

Reiteró que Shakira nunca vivió 183 días cada año en España, pues tuvo actividades en el extranjero, y que ya ha pagado hasta el último euro exigido por la Agencia Tributaria, por lo cual no tiene adeudos. Por lo mismo, consideró que el objeto de la querella es “meter miedo al resto de los contribuyentes utilizando a Shakira como chivo expiatorio”.


Anuncio